El plantel Funebrero tomó la decisión de iniciar una medida de fuerza miércoles y jueves debido a que se les adeuda salarios desde el mes de agosto. Los jugadores decidieron llevar adelante la medida considerando las dificultades económicas.

Ayer concurrieron al estadio pero no recibieron respuesta alguna por parte de los dirigentes, entonces decidieron retirarse. Se espera que los responsables de la institución lleguen a un acuerdo y se pueda establecer un plan de pagos.