El vicegobernador Pedro Pesatti será el intendente de Viedma por los próximos 4 años (Foto Telam: Marcelo Ochoa)

El radicalismo volvió a perder una capital provincial y profundiza el retroceso electoral que le valió la alianza con el PRO. El domingo, el vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti, se impuso en la elección a intendente de Viedma y desbancó a la UCR, que desde el 2003 gobierna la capital.

El candidato de Juntos Somos Río Negro, la fuerza electoral del gobernador Alberto Weretilneck, obtuvo el 36% de los votos mientras que el candidato radical, Mario De Rege, alcanzó el 27%. En tercer lugar se ubicó Evelyn Rousiot, del Frente de Todos, con el 20,9%.

Con esta derrota, el radicalismo suma seis capitales provinciales perdidas en el año: Córdoba, Santa Fe, Paraná, Neuquén, Santa Rosa y Viedma. Sin embargo no todo fue tristeza para la UCR, ya que logró sumar una intendencia en Córdoba. El radical Rubén Dagúm se impuso al PJ y será el próximo intendente de Pergamino, localidad ubicada en la región central de Córdoba.

La sucesión de Urtubey

En Salta hubo elección de primarias a gobernador donde se impuso Gustavo Sáenz. Sáenz, actual intendente de Salta capital, tiene una trayectoria particular: fue candidato a vicepresidente de Massa en 2015 pero en el último tiempo se acercó a la Casa Rosada, y ganó con una coalición que incluye al macrismo, parte del radicalismo y del PJ.

Obteniendo casi el 43% de los votos, Saénz es el preferido para suceder a Juan Manuel Urtubey, quien irá como candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna y no pudo presentar un candidato de su espacio para retener la gobernación.

Los precandidatos del Frente de Todos, el diputado nacional Sergio “el Oso” Leavy, y el vicegobernador de Urtubey, Miguel Isa, quedaron atrás con el 32,1%. En la interna se impuso Leavy con el 74,1% contra casi el 25,8% de Isa. En tercer lugar, queda Alfredo Olmedo, con el 19.8%.