En su sesión de ayer, el Honorable Senado de la Nación Argentina aprobó el proyecto de Ley para regular los alquileres y evitar abusos por parte de propietarios e inmobiliarias. Los votos a favor fueron de los 41 senadores del Frente de Todos, que alcanzaron para lograr la aprobación, mientras que los representantes de Juntos por el Cambio se ausentaron de la votación.

La Ley, que deberá ser promulgada por el Poder Ejecutivo, establece que los contratos de alquiler, que hasta ahora se renovaban cada dos años, pasarán a tener una duración de tres años. Además, los aumentos dejarán de ser semestrales y podrán aplicarse sólo una vez por año, basados en un índice del Banco Central que promedie la inflación medida por el INDEC y la variación salarial medida por ANSES.

También se regularán los depósitos que se realicen al inicio de la renta, que no podrán superar el valor equivalente a un mes de alquiler y que, al finalizar el contrato, deberán ser devueltos con el monto actualizado al valor del último mes. En cuanto a la garantía, el inquilino podrá ofrecer dos opciones entre título de propiedad, aval bancario o seguro de caución, y el propietario elegirá una.

Los contratos de alquiler deberán ser presentados en AFIP para su validación legal y la creación de un registro de inquilinos. Se conformará, por otra parte, el Programa Nacional de Alquiler Social, que incluirá medidas que faciliten el acceso a la vivienda y se dispondrá de mecanismos de bajo costo o gratuitos para la resolución de conflictos de locación. Cabe recordar que la última modificación a la Ley de Alquileres se había realizado en 1984.

El Senado incorporó además, por unanimidad y con la presencia de los senadores opositores, la “Educación a distancia en situaciones excepcionales” dentro de la Ley de Educación. Por último, se informó que el 18 de junio, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se presentará en el recinto para brindar su informe de gestión.