Distintos referentes sindicales del distrito hablaron con MD sobre el decreto que firmó el presidente Mauricio Macri para calcular a la baja el monto de las indemnizaciones por incapacidad laboral definitiva o muerte del trabajador.

El Secretario General de la CGT, Mario Ortiz, aseguró que el nuevo criterio para calcular los resarcimientos “es un arrasamiento a las conquistas de los trabajadores. Si te bajan las indemnizaciones es un problema porque el patrón se desentiende de los accidentes que pueden llegar a producirse”.

A partir del decreto firmado por Macri, se tomará la tasa de variación del índice RIPTE (que realiza un promedio de salarios), mientras que actualmente se hace con la tasa activa del Banco Nación, la cual es casi un 90% más alta. “Al final el ‘Sí, se puede‘ es ‘Sí, se puede seguir jodiendo a los trabajadores‘”, agregó Ortiz.

Por su parte, el Secretario Regional de la UOCRA, Heraldo Cayuqueo, consideró que este tipo de decisiones “debe pasar por el Congreso, un DNU es inconstitucional. Todas las medidas que toma este gobierno son en contra de los trabajadores”.

Esta medida se da luego de que un trabajador de la construcción perdiera la vida en un derrumbe en el aeropuerto de Ezeiza y generó grandes críticas de todos los sectores al gobierno nacional. “Son lamentables las medidas que va tomando este gobierno. Vamos a necesitar una salida en conjunto con todos los sectores para ir para adelante”, puntualizó Cayuqueo.

El líder de las 62 Organizaciones Peronistas de La Matanza, Marcelo Barreiro, también consideró que el DNU debe ser discutido en el Congreso y aseveró que la medida “es un desastre porque es el gobierno que más se jacta de respetar la división de poderes, y siempre dicen una cosa y hacen otra”.

Y agregó: “parece que se están burlando de la gente porque una medida de estas debe pasar por el Congreso. Como no pudieron tratar la reforma laboral, antes de irse quieren dejar las cosas lo más complicadas posibles”.

Según fuentes gubernamentales, la implementación de este Decreto de Necesidad y Urgencia tiene el objetivo de “promover la creación de empleo formal” y, en línea con lo prometido por Macri en el acto de campaña en Belgrano, “mejorar el nivel de ingresos”.

El referente del sector disidente llamado CGT en Unidad, Ernesto Ludueña, aseguró que la administración de Macri “ya parece un gobierno de facto porque toma de espalda una ley formulada en el Congreso. Hoy para Macri la vida de los trabajadores no vale nada”.

Y concluyó: “este país es el que nos está dejando este gobierno, con la destrucción de los derechos laborales y busca someter a la gente a la esclavitud porque Macri y su gobierno defiende intereses foráneos”.

35,4% de pobres: “Macri vino sabiendo que iba a fabricar pobres”

Los dirigentes sindicales también dieron su visión sobre los últimos números del índice de pobreza del INDEC y criticaron la política económica implementada por el gobierno de Mauricio Macri.

“Los números de la pobreza son catastróficos. Ahora Macri tiene la caradurez de decir que ningún gobierno lo saldó, pero llegó prometiendo pobreza cero e inflación cero y después dijo que un trabajador no podía prender la estufa en su casa o salir a comer afuera. Él vino sabiendo que iba a fabricar pobres”, aseguró Marcelo Barreiro, quien además es el referente de la UTA en el partido.

En la misma línea, Cayuqueo también calificó a los datos de la pobreza como “lamentables” y subrayó que “hay que entablar una mesa de diálogo entre todos los sectores. Alberto Fernández va a tener la sensibilidad de gobernar para todos y eso es lo que necesitamos en este momento tan difícil”.

Mario Ortiz trazó un panorama sobre la situación del rubro textil, donde proviene, y aseveró que “estamos laburando a media máquina porque algunas empresas están funcionando al 50 o 60% de su capacidad instalada”.

Ante un posible cambio de gobierno a partir del 10 de diciembre, el dirigente textil contó que “la mayoría de los industriales con los que hablo tratan de mantener el personal y, a mediados de 2020, van a empezar a trabajar bien porque el gobierno que viene va a tener mayor apertura con los sectores de la industria”.