Foto: ES Fotografía.

La Regional matancera de la CGT repudió “enérgicamente la represión que sufrieron trabajadores docentes” y manifestaron su “solidaridad con todos los sindicatos que integran la Regional con los docentes de la Patria”. “Demandamos al Gobierno nacional para que ejerza realmente el diálogo que tanto predica y deje de tener prácticas represivas contra el pueblo trabajador”, indicaron desde Confederación de trabajadores en un comunicado.

El episodio también fue repudiado por las dos Centrales de Trabajadores de la Argentina (CTA), y por los diversos sindicatos de docentes matanceros. “Repudiamos la represión del gobierno sobre los trabajadores, que tiene continuidad con la represión en Panamericana y el inmenso operativo sobre todos los cortes que le dieron carácter activo el paro general del 6 de abril”, expresaron desde la seccional local de SUTEBA.

Por su parte, los docentes privados enrolados en SADOP se solidarizaron “con cada uno de los trabajadores maltratados” y criticaron la represión, alegando que “medidas alternativas sin afectar las clases es lo que pedía el gobierno. Predican el diálogo, pero practican la violencia”.

Los docentes universitarios de ADUNLaM y SIDUNLaM también repudiaron lo acontecido en plaza Congreso. “No es con palos y gases como se va a solucionar una paritaria sino con propuestas superadoras que lleven los salarios y las condiciones de trabajo al nivel de dignidad que los docentes merecen”, indicaron desde SIDUNLaM.

Repudio de intendentes del conurbano

Los intendentes kirchneristas del Grupo Fénix, integrado por la intendenta Verónica Magario, también se plegaron al rechazo contra el “innecesario e inexplicable” violento accionar policial, enfatizando que “este modelo de país no cierra ni con reprensión”.

“Casi diez años después del asesinato de Carlos Fuentealba, casi 20 años después de la Carpa Blanca que nos llenó de vergüenza, la historia se repite. Prometieron cambiar pasado por futuro, pero día a día nos hacen protagonizar una película que ya vivimos y que no tiene final feliz para el pueblo argentino”, señalaron en un comunicado.

Qué pasó

Ayer por la tarde, docentes del sindicato nacional CTERA concentraron en la Plaza de los Dos Congresos para montar la estructura de una Escuela Pública Itinerante, en el marco del la disputa con el Gobierno por una mejora salarial y como medida alternativa que les permitiera mantener el reclamo salarial sin afectar las clases.

La policía porteña reprimió a los docentes y desalojó el lugar usando gas pimienta, en un episodio que culminó con cuatro gremialistas detenidos, que ya fueron liberados. El vicejefe de gobierno, Diego Santilli, justificó el accionar policial, explicando que “no había una solicitud de permiso formal. Por lo tanto, tiene que actuar el ministerio de Ambiente y Espacio Público y, luego, interviene la policía”

“La policía actuó de manera defensiva ante un grupo minúsculo que produjo provocaciones, empujones y demás”, remarcó el funcionario, en una entrevista en Radio La Red.