La escuela secundaria n° 60 fue escenario este fin de semana de una jornada de concientización sobre la utilización de agroquímicos en los cultivos y las problemáticas de salud que esto trae consigo a la población.

El evento contó como actividad central la presentación del libro “Agrotóxico” que estuvo en manos de su autor, el periodista Patricio Eleisegui. “En La Matanza tenemos diferentes tipo de problemáticas ambientales, pero seguramente muchas son más conocidas que la de los agrotóxicos. Su uso no es conocido por una gran parte de la población”, explicó el docente de la institución Jorge Serrano a MD.

Según argumentó el docente “entre el kilómetro 35 y el 47 (de la Ruta Nacional n° 3) hay vigencia de agrotóxicos en los campos del partido”, que se suman a otras problemáticas medioambientales que en particular presenta la localidad de Virrey del Pino, como es la contaminación del aire y del agua producto de la contaminación industrial.

“La presentación del libro fue muy importante porque los estudiantes empezaron a asociar muchas cosas que se nombraron con situaciones que ellos viven cotidianamente, por ejemplo, al ver que los aviones rocían químicos en los campos o cómo actuar frente a los tachos con desechos que quedan tirados”, agregó Serrano.

El uso intensivo de químicos que acompañan el crecimiento de cultivos transgénicos despertó en los últimos años la movilización de cientos de pueblos del interior que se levantaron contra el aumento de indicadores de cáncer, malformaciones, abortos espontáneos y enfermedades pulmonares, cutáneas y de otros tipos.

Pero las consecuencias para la salud que traen este tipos de prácticas también comenzaron a ser puestas en agenda en el conurbano bonaerense, que también cuenta con vastas zonas rurales donde se fumiga constantemente. “Cuando le comento a otras personas que acá en La Matanza existen campos donde se usa venenos, no lo pueden creer. Piensan que es una problemática propia de otras provincias”, contó Serrano.

Con el problema figurando como telón de fondo, en la secundaria ubicada en el kilómetro 38 de Virrey del Pino tomó la decisión de trabajar en profundidad las problemáticas vinculadas al medioambiente. “Desde hace 4 años que venimos sostenidamente trabajando la cuestión de la problemática ambiental con una multiplicidad de actividades”, agregó el profesor.

Entre las diversas prácticas de concientización ambiental que lleva a cabo la escuela, se encuentra el desarrollo de una huerta agroecológica que trabajan sus docentes y estudiantes. También se germinan árboles que se plantan en la escuela y alrededores y, a su vez, mantienen un vivero con plantas autóctonas de la provincia que se entregan a estudiantes y vecinos del barrios.

“Entendiendo la profundidad del problema, lo mínimo que podemos hacer es transmitir a nuestros estudiantes las problemáticas que se presentan durante el uso de agrotóxicos y generar concientización”, cerró el docente.