En los últimos días el transporte fue visto como foco de contagio luego de que cientos de trabajadores del tren Sarmiento quedaran aislados por haber estado en contacto con personas infectadas.

El pasado viernes, las empresas de transporte “Almafuerte” y “Transporte Ideal San Justo S.A.” informaron sobre el aislamiento de varios de sus trabajadores por presentar síntomas de COVID-19 y por contacto estrecho con personas infectadas.

Por su parte, la colectivera Almafuerte contabilizó un total de 16 casos de Coronavirus entre su plantel de chóferes. Por lo que debieron suspender sus reuniones, y decidieron esperar 15 días o hasta que haya un nuevo aviso presidencial que autorice los encuentros personales.

Según lo publicado por el portal Viví el Oeste, desde adentro de la empresa, el personal señala que “dentro de todo la viene piloteando porque son 780 trabajadores”.

Del mismo modo, desde la empresa Transporte Ideal San Justo S.A., las autoridades aseguraron tener unos 25 casos los cuales 10 ya estarían recuperados.

En diálogo con El 1 Digital, José Troilo, director de la empresa, dijo que la mayoría de los contagios de los empleados “se dieron por contactos con algún familiar que había contraído el virus, generalmente son las esposas o parejas”.

Sin embargo, empleados sostienen que habría más casos de los que se informaron, ya que “la semana pasada dieron positivo diez personas”. También denunciaron que “no se les habría realizado los estudios correspondientes a quienes tuvieron contacto estrecho con los contagiados”.

Si bien, las empresa aseguraron llevar a delante las medidas protocolares sanitarias correspondientes (nylon que separan al chófer de los pasajeros, pasajeros que ascienden por la puerta trasera, alcohol en gel en las unidades y pasajeros que solo pueden viajar sentados.), los casos sucedieron.