El triste episodio sucedió alrededor de las 20:30 horas del lunes cuando la “falla de un artefacto eléctrico” originó un incendio en una casa del barrio Villegas (barrio BID) ubicada sobre la calle 310 casi esquina 311, a pocas cuadras de la Av. Crovara.

Matanza Digital llegó hasta el lugar y conversó con Angela Fazio, la dueña de casa, quien acompañada de sus dos hijitos, una nena de 4 y nene de 6 años, se encontraban limpiando lo que antes era su cuarto y tratando de recuperar algunas prendas de entre las cenizas.

“Yo vivía en la casita de arriba” dijo Fazio mientras señalaba los restos de una construcción precaria de unos ocho metros cuadrados aproximadamente. “Esta es la casa de mi mamá y con mucho esfuerzo, mi marido y yo, pudimos armarnos algo ahí arriba”, agregó.

 

Así mismo comentó que “el incendio comenzó cerca de las ocho y media de la noche. Justo después de que bajé con los chicos para bañarlos y darles de comer”, y agregó que “antes de bajar, prendí la estufa para que no se me enfermen las criaturas” ya que en ese cuarto es frío y “con esto de la pandemia no se puede salir así nomás al hospital”.

Continuando con el relato, Fazio contó que los gritos de pedidos de ayuda de una vecina la pusieron en alerta y que en ese momento “otro vecino y también a los gritos, llegó hasta acá y me avisó que había fuego en mi ventana. En dos minutos lo perdimos todo, el fuego fue muy rápido y no nos dio tiempo a nada”.

“Una de las pibas de acá tuvo que salir con su auto a buscar a los bomberos porque acá en el barrio ni las ambulancias llegan”, aseguró uno de los vecinos que junto a otros ayudó a apagar el fuego.

“Yo escuché a los bomberos decir que posiblemente haya sido un corto, una falla de un artefacto eléctrico. Yo lo único que sé, es que ni los carnet de vacuna de los chicos me quedó”, se lamentó Angela y agregó, “tengo una tristeza muy grande por lo que pasó. Yo no sé si fue la estufa, la tele o que cosa. Yo acá arriba no tengo gas, ni mucho menos cosas de lujo, solo lo justo y necesario”.

“Lo que más me preocupa es que hay peligro de derrumbe. Todas las paredes están quebradas”, alertó Fazio y pidió que le brinden ayuda ya que lo que quedó de la estructura “pueden caerse en cualquier momento”.

Así mismo sostuvo que “por suerte y gracias a todos mis vecinos que actuaron enseguida, el fuego no llegó a la casa de al lado, ni a lo de mi mamá. Gracias a Dios no nos pasó nada y hoy estoy acá para contarla. Ahora tenemos que empezar desde cero, otra vez”.

“Y de todo corazón, si alguien puede darnos una mano, mi marido, mis hijos y yo se los vamos a agradecer, cualquier ayuda es bienvenida”, concluyó.

Ayudá a Angela y su familia

Para ayudar a esta vecina, podés comunicarte por whatsapp o llamando a su celular llamando al 11-5401-7145 o por correo electrónico a angiefazio@gmail.com