Foto: Los andes

La Cámara de Diputados de la Nación debatirá la ley de alquileres en la que será la última sesión del periodo ordinario del 2019 y será la despidida de Cambiemos como oficialismo, ya que la siguiente actividad es la asunción de las nuevas autoridades.

La ley que busca darle un marco más favorable para los inquilinos recoge propuestas de cuatro proyectos de los diputados Silvia Horne, Felipe Solá, Agustín Rossi y Daniel Lipovetzky.

Los principales puntos tienen que ver con la extensión del plazo mínimo del contrato de alquiler, que pasa de 2 años en la actualidad a 3 años para el futuro. En ese sentido, se podrá extender el plazo de actualización de seis meses a un año.

Además, el depósito de entrada será sólo de un mes y no podrá ser mayor al precio del primer mes de alquiler. El precio de dicho alquiler estará regulado por una fórmula mixta que combine la inflación y los salarios.

El gasto de expensas extraordinarias estarán a cargo del propietario y se podrá interrumpir el contrato de alquiler siempre que se cumplan con los tres meses de aviso previo.

Por último, todos los contratos deben estar inscritos en la AFIP y los únicos habilitados para operar en el mercado sean corredores inmobiliarios autorizados por su órgano colegiado.

El peronismo ensaya sus primeros movimientos en unidad luego de la victoria en las elecciones generales del 27 de octubre y se prepara para el inicio del gobierno de Alberto Fernández.

Se espera gran actividad legislativa en los primeros meses de gobierno del Frente de Todos y serán clave los consenso dentro del bloque peronista, que tendrá a Máximo Kirchner como su presidente.