Una encuesta realizada por la consultora Proyección revela que Alberto Fernández logra absorver el voto de Cristina Kirchner y consolidar la tendencia que venía mostrando la ex presidente como cabeza de las mediciones de intención de voto.

En un  estudio de 717 casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, el ex Jefe de Gabinete cosecha un 39,5% de voluntades contra un 28,8% que logra traccionar Mauricio Macri, mostrado una diferencia de 10,7.

Más atrás se ubican Roberto Lavagna (8,3%), Sergio Massa (6,3%), José Luis Espert (4,4%), Nicolás Del Caño (3,4%) y Juan Manuel Urtubey (1,2%). Por su parte, el voto en blanco acumula 1,6% y los indecisos representan al 6,6% del electorado.

De esta manera, Lavagna sería el candidato más votado del peronismo federal pero se opone a competir en una primaria en Alternativa Federal y su postulación aún está en suspenso. Los 3 candidatos se este espacio cosecharían, por separado, el 15,8% de los sufragios.

Más de la mitad de los consultados, el 52,1%, piensa votar por un candidato de la oposición, y el 33% podría hacerlo por un postulante que venga del oficialismo. La cifra de indecisos se eleva al 14,9%.

En un hipotético ballotage entre los candidatos más votados, la fórmula Fernández-Fernández se impone con un 48,3% contra un 42,1% que cosecharía el binomio Macri-Stanley. Los indecisos serían el 3% y el voto en blanco se llevaría el 6,5% de los votos.

El dato a analizar es que el 54,4% jamás votaría por la fórmula encabezada por Mauricio Macri, y el 43,3% jamás lo haría por Fernández. Es decir, hay más electorales que no votarían por Cambiemos que por el ex funcionario nacional.