Los abusos en los precios de las garrafas son habituales en cada bario

Dos de los principales productos que motorizan la vida diaria de millones de personas, la garrafa y las naftas, sufrieron en los últimos dos días un nuevo aumento determinado por el gobierno nacional.

Por el lado de la garrafa, se publicó en el boletín oficial que el envase de 10 kilos pasará a costar $316,18 cuando en enero era de $195,47; el de 12 kilos saldrá $380,25; y el de 15 kilos se deberá abonar $475,31.

Esto representa un aumento acumulado del 46,7% solamente en lo que va del 2019 y supera ampliamente a la inflación promedio que publica el INDEC, que fue del 15,6% para el corriente año.

Los beneficiarios del Programa Hogar, a través del cual el Estado subsidia a las familias que no pueden pagar el valor de mercado del producto, son 2,8 millones de personas y contarán con $174 para la compra de la garrafa.

El incremento de las naftas se da luego de que las tres principales petroleras realicen una suba del 1,5% y lleven a un retraso del 10% los precios del mercado local, que impacta directamente sobre la cadena de producción y la inflación.

De esta manera, el litro de nafta súper en YPF pasó a costar $42,64 y la intención de los empresarios del sector es equipararlo con el precio del dólar, que hoy se ubica cercano a los $46.