Luana Volnovich tiene 39 años y nació en Brasil porque sus padres debieron exiliarse durante la última dictadura cívico militar, es licenciada en Ciencias Políticas. Se inició en la militancia en el año 2000 en el marco de lo que define “una militancia independiente” y nos cuenta que en ese momento los estudiantes se organizaban “por diferentes cuestiones como la biblioteca en la facultad, el comedor gratuito o la bolsa de trabajo” y agregá “después, me empecé a comprometer con un trabajo territorial haciendo apoyo escolar en los barrios”.

¿Cómo te imaginas 4 años más del gobierno de Cambiemos?

Sería una tragedia. Me imagino que vuelven las AFJP, que los trabajadores no van a tener indemnizaciones van a tener que trabajar más por menos plata y en peores condiciones. Los jubilados van a tener que esperar más para jubilarse con menos plata. Me imagino un Estado que se termina de retirar de la vida de los argentinos y que gana la sociedad del ‘sálvese quien pueda’. Hay un cálculo que dice que Argentina tiene 4 millones de nuevos pobres, en 4 años habría 20 millones de nuevos pobres, es decir, en ese tiempo la mitad de la población sería pobre.

¿Y cómo te imaginas este camino después del 10 de diciembre si llega a ganar el Frente de Todos?

Va a ser muy difícil porque hay que sentarse con el FMI (Fondo Monetario Internacional) a renegociar las condiciones de este endeudamiento brutal, pero Alberto es quien estuvo con Néstor Kirchner en el 2004 renegociando la deuda así que me parece que no hay mejor persona que él para enfrentar esta nueva etapa. Axel fue quien enfrentó a los fondos buitres, así que tampoco me imagino mejor persona para resolver la situación de la deuda que tiene la provincia de Buenos Aires.

Vamos a tratar de reeditar el espíritu, que es el mayor legado de Néstor Kirchner, que tiene que ver con que hay que crecer para pagar. Si hay algo que Néstor hizo fue hacerse cargo de todas las mochilas del pasado, desde bajar los cuadros hasta cuando hizo el plan de inclusión previsional reconociendo a las personas que habían quedado excluidas del mercado de trabajo durante gobiernos anteriores, o también cuando reconoció la deuda externa y se hizo cargo de esa situación.

¿Cuál va a ser el rol de Cristina en este proceso?

Cristina ya decidió cuál va a ser su rol en el momento que eligió a Alberto Fernández, será el de acompañar un proyecto como vicepresidenta focalizando en su vínculo con la gente y dando las discusiones que hay que dar en la sociedad.  La primera vez que presentó el libro, sentó las bases para hacer un acuerdo social para dar una discusión, más allá de las coyunturas electorales, la sociedad tiene que tener acuerdos básicos para poder desarrollarse. Si nosotros no hacemos esos acuerdos, si empezamos a pensar que el enemigo que vos tenés y el que explica el fracaso económico es el de al lado, estamos fundidos. Si creemos que abrir las importaciones y destruir a todo el aparato productivo puede ser una alternativa, también estamos fundidos. Lo ideal es tener acuerdos sobre los cuales puede haber alternancia de gobiernos de un lado para el otro, pero deberíamos tener acuerdos sociales.

Y todo este proceso de unidad que se dió en el peronismo, ¿cómo la analizás? ¿es un acuerdo programático para gobernar?

El gobierno de Cambiemos hizo una tarea minuciosa y planificada para dividir. ¿Por qué? porque cuando vos tenés que gobernar para pocos, naturalmente se te agrupan los que quedan afuera de tu modelo económico. Entonces, cuando vos gobernás para 5 amigos o para un sector, en un sistema democrático tenés un problema porque los votos son los votos de la mayoría. Si vos no gobernás para la mayoría, ¿cómo hacés? tenés que dividir a esa porción de la sociedad que queda excluida.

Nosotros entendimos que dividir no nos conviene, porque dividir es lo que hace un proyecto para pocos. No pudieron cumplir las promesas que hicieron ni mantener lo que estaba antes. Hoy Macri dice que va a ir más rápido. 

Nosotros sí hicimos una reflexión sobre estos años y llegamos a un diagnóstico común que nos reunió con distintos espacios y nos permitió configurar un frente electoral que es mucho más grande que lo que fue el gobierno en 2015 y nos permite, con visiones críticas de la gestión anterior, poder hacer algo que Máximo siempre dice que es no reconstruir lo viejo, sino construir o nuevo.

Volnovich pertenece a La Cámpora y se especializó en políticas previsionales. Sin embargo, se vinculó su actual candidatura a una relación sentimental con Máximo Kirchner, lo que fue desmentido categóricamente.

¿Cómo considerás que fue el tratamiento mediático de tu candidatura porque se habló mucho de vos y hasta se te vinculó sentimentalmente con Máximo Kirchner? 

Hay un sector de la sociedad que tienden a pensar con las categorías tradicionales con las que se pensó siempre. Entonces, hay una tendencia a pensar que si una compañera tiene un lugar de protagonismo en un lugar, uno intenta buscar una respuesta y esa respuesta podría ser el noviazgo con Máximo Kirchner. No me alarma porque tenemos ley de paridad de género, porque estamos yendo hacia un lugar mejor y entiendo que son esas reminiscencias. Yo prefiero creer que nuestro frente electoral es el único de todos que tiene en su tope de prioridades el tema de los jubilados, porque yo soy diputada de los jubilados, no soy “la novia de…”. Soy la diputada que intenta representar a un sector y a una política que es la de seguridad social. Entonces, quiero creer que somos el único espacio político que ha puesto ese lugar como prioritario.

¿Cómo ves el rol que está tomando la mujer en el último tiempo en el plano político?

Hay un fenómeno en la Argentina, que trasciende las fronteras, y tiene que ver con generar más igualdad. No por ser menos trabajadoras, por tener menos valores o recursos, las mujeres hemos sido las más relegadas en el mundo privado, en el mundo del trabajo y en la política también, pero afortunadamente esta sociedad ha decidido dejar de ser machista. Eso no significa que haya dejado de serlo, lo ha decidido porque la política y el resto de las instituciones de la sociedad van avanzando hacia eso y empezamos a tener algunas medidas positivas, como la ley de paridad, que son una definición política para no ser más una sociedad machista. Estamos en deconstrucción porque no es todo automático, 5 mil años de patriarcado no lo eliminás de un momento al otro. Lo bueno es que la discriminación que tenemos las mujeres en la política, yo estoy segura que las pibas de 15 años ya no la van a vivir.

En las últimas semanas se vinculó a La Cámpora, con el narcotráfico y siempre fue blanco de comentarios. ¿Cómo se lidia con eso siendo parte de esa organización?

Son estrategias que utilizan para evitar de hablar de los problemas que tienen. Desde ya que no somos narcotraficantes y, por el contrario, estamos junto a las familias que en los barrios están preocupadas para que sus hijos y sus hijas no caigan en el consumo o venta de paco. Lo que tenés ahora es que, como hay falta de plata en los barrios, la venta de paco se transforma en una salida laboral. Entonces, la lucha contra el narcotráfico de María Eugenia Vidal es el ‘engaña pichanga’ más grande la historia porque no bajaron los niveles de consumo, todos los niveles que hacen a la inseguridad aumentaron y, por más que cada tanto se saque una selfie con un ladrillo de marihuana, los datos dicen lo contrario.

Nosotros somos una organización política y social que tiene trabajo territorial en los barrios, que tiene distintos espacios pero todos los sectores opositores fueron criticados. O sea, Vidal se la agarró con los docentes diciendo que eran mafiosos, a los gremios también lles dijo barbaridades. Mauricio Macri dijo que los jueces que hacen ciertos fallos se deberían ir, es decir, hay una práctica sistemática del gobierno de destruir la palabra del opositor deslegitimando. 

Si ellos quieren discutir ideas, deberían discutir ideas. Pero ellos no pueden discutir ideas porque cómo hacen para enfrentar a la sociedad argentina y decirle que van a bajar las jubilaciones, no van tener remedios, no saben que hacer para levantar la persiana del comercio porque están comprometidos con el Fondo Monetario Internacional y el modelo económico fracasó. La misma gestión que tiene María Eugenia Vidal es la misma que tiene Mauricio Macri.