Se profundiza la crisis migratoria en varias regiones del mundo y esta vez fueron las exclusivas playas de Cádiz, en España, las que vivieron el desembarco de cerca de 50 inmigrantes africanos.

En el vídeo que fue difundido a través de las redes sociales puede verse como los inmigrantes comenzaron a correr cuando lograron tocar tierra para escapar de las autoridades, que detuvieron a 25 personas hasta el momento.

Según informaron medios locales, el hecho se produjo en Chiclana de la Fronte, en la Costa de la Luz, y estaba ubicada frente a un lujoso hotel de la cadena Meliá.

Los países de Europa aún no lograron unificar criterios para establecer políticas que den una solución a personas que huyeron de su lugar de origen por motivos sociales, económicos o culturales.