(Foto: Lucas Sosa)

Fernando Espinoza encabezó este miércoles el acto de apertura del período de sesiones ordinarias 2020 del Honorable Concejo Deliberante (HCD) de La Matanza, en el que enumeró las políticas que aplicará en su primer año de gobierno, entre las que se incluyen un “mega plan de obras públicas”, inversión en escuelas y fondos para combatir la inseguridad.

El acto se llevó a cabo en la sede de González Catán de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), ubicada en el kilómetro 32.700 de Ruta 3, donde se montó un recinto en el que se presentaron los 24 concejales de La Matanza. El evento contó con la presencia de la vicegobernadora Verónica Magario, los obispos de San Justo y Laferrere, Eduardo García y Gabriel Barba (sentados en primera fila junto a Espinoza y Magario), de referentes sindicales, empresariales y judiciales del distrito.

También estuvieron presentes los familiares de Luis Leiva, el fallecido tripulante del submarino ARA San Juan, que recientemente fue ascendido junto a sus 43 compañeros por decreto presidencial, en forma de homenaje.

La situación social

Espinoza habló durante una hora y veinte, esbozó números para trazar un duro diagnóstico de la situación económica y social en la que se encuentra el distrito tras la gestión provincial y nacional de Cambiemos, ponderó las gestiones locales llevadas a cabo por Alberto Balestrini, él mismo (durante el período 2005-2015) y por Verónica Magario, y convocó a los ediles de la oposición para que “más allá de los disensos, a partir de hoy comencemos a trabajar por los consensos”. El tono fue conciliador pero la polarización y crítica a Juntos por el Cambio estuvo presente a lo largo y ancho del discurso.

“¿Qué vamos a hacer? Vamos a redoblar todos los esfuerzos, hacer lo que se venía haciendo con esta gran intendenta que se llama Verónica Magario”, sostuvo Espinoza, criticando que en los últimos cuatro años “aumentaron la pobreza, la indigencia y la inflación”, cerraron cientos de industrias y se contrajo la “deuda externa más grande y abultada de la historia”.

En ese sentido, remarcó el “esfuerzo” que realizó el Estado municipal para contener a la población más vulnerable. Así explicó que el municipio pasó de sostener 50 comedores comunitarios en 2015, a mantener 715 actualmente. “El hambre es una realidad”, dijo y comentó que “en La Matanza teníamos 9 mil familias que eran asistidas de forma directas en el 2015 con alimentos. Hoy tenemos 70 mil familias que son asistidas” con fondos municipales.

Por otro lado, explicó que se crearon “100 mil nuevos despedidos” por lo que convocó a “dar la lucha para recuperar el trabajo y la producción”.

Pelea por la coparticipación

“La Matanza fue abandonada a la mano de Dios en estos últimos 4 años”, sostuvo el intendente, al reclamar por el recorte de recursos que hubo desde la Provincia. En ese sentido, aseveró que en 2019 bajo el gobierno de María Eugenia Vidal “La Matanza fue injustamente dejada de lado del 10% la coparticipación que recibíamos”, monto equivalente a “1.000 millones de pesos”. “Vayamos todos juntos muy fuerte a recuperar los fondos de coparticipación que son de ustedes”, convocó.

Espinoza también recuperó el reclamo por el aumento de recursos nacionales destinados para la Provincia de Buenos Aires que enarboló el kirchnerismo en último tiempo y que la propia CFK marcó la última vez que estuvo en el distrito. “La Ciudad de Buenos Aires tiene 32 veces más presupuesto por habitante que La Matanza. Yo me preguntó por qué”, cuestionó, afirmando que La Matanza es “el municipio con menos cantidad de recursos por habitantes del país”.

Hacia el final, llamó a todos los sectores políticos y productivos de La Matanza a trabajar “juntos” para “revertir la situación” y pidió “dar vuelta la página de la historia” para que “nunca más pase lo que pasó con el gobierno anterior”. “Nos quisieron dividir, pero nos unieron más que nunca”, lanzó, en una clara crítica al proyecto para dividir La Matanza que impulsó María Eugenia Vidal.

Ejes y anuncios del discurso

Apertura de la sede de la UNLaM. Constituirá su “primer eje de política pública”. No por casualidad fue el lugar elegido para el inicio de sesiones. El edificio terminó de construirse con fondos municipales en 2017 pero desde entonces se encuentra cerrada porque el gobierno nacional no asignó profesores ni el personal necesario para su funcionamiento.

“Hace tres años estamos esperando, cuando se terminó el edificio. Hablé con el presidente Alberto Fernández, hablé con nuestra vicepresidenta, hablé con nuestro gobernador, por supuesto con nuestra vicegobernadora Verónica. Todos están de acuerdo en que se abran las puertas”, aseveró Espinoza. Llamativamente el gran ausente durante el anuncio fue el rector de la UNLaM, Daniel Martínez, quien envió en reemplazo a su hermano Alejandro Martínez, decano del Departamento de Ciencias Económicas.

Creación de un Consejo Consultivo para la creación de políticas a largo plazo. “Vamos a volver a crear el Consejo Consultivo para el Desarrollo Estratégico, pensando en una Matanza a cinco, diez y 15 años con todos los sectores de la sociedad”, indicó Espinoza, asegurando que convocará a trabajar a “todos los sectores”.

Inseguridad. Fue uno de los ejes donde más duramente cuestionó al gobierno anterior. “Nos sacaron gran parte de las fuerzas de seguridad”, cuestionó Espinoza, explicando: “teníamos 5.300 agentes bonaerenses en 2015, hoy tenemos 3.300 agentes. Dos mil policías menos por una decisión totalmente injusta de la gobernadora anterior”.

Por otro lado, aseguró que las cuadrículas de patrullaje disminuyeron de 150 a 50. “Nos desmantelaron la logística de la jefatura departamental de La Matanza”. “Tuvimos una intendenta que peleó, pateó puertas de funcionarios pero casi nunca fue escuchada. Estuvo tres años sin que la gobernadora le atienda el teléfono”, recordó. Hacia el final cuestionó al gobierno de Mauricio Macri por el retiro de Gendarmes del distrito y aseveró que entabló conversaciones con el presidente y el gobernador para que vuelven a cubrir zonas inseguras.

En lo que se refiere a su gestión, Espinoza anunció una inversión de “1.000 millones de pesos más en lo que se refiere ayudar al gobierno provincial y nacional en materia de seguridad”. Asimismo prometió “ampliar el patrullaje de la guardia urbana”, “ampliar los corredores escolares”, “abrir un nuevo centro de monitoreo para combatir de manera integral la inseguridad” y “traer centrales de lectura automática de patentes y de reconocimiento facial, como sucede en cualquier país del mundo”.

“Mega plan de obras públicas”. Tras criticar que a partir de 2015 se paralizaron 200 obras, anunció una inversión de “más de 2.000 millones de pesos en obra pública para generar empleo genuino”.

En esta parte, Espinoza se metió en uno de los terrenos que más críticas despierta la gestión municipal: las reiteradas inundaciones que azotan al distrito. En ese sentido, aseguró que realizaron obras con fondos municipales que fueron disminuyendo año a año el número de evacuados. “Hoy estamos realizando grandes obras hidráulicas con recursos municipales”, aseveró, agregando “más de 18 mil metros de obras hidráulicas en dos meses nada más. No es marketing político, es realidad porque las obras están, con una inversión de 560 millones de pesos para todos los vecinos de La Matanza”.

El anuncio incluye la creación de reservorios de agua para contener los ríos y arroyos matanceros. “Vamos hacer todo lo que tengamos que hacer para traer esos reservorios de valores millonarios a La Matanza. Tengo la palabra del presidente de la nación para que se empiecen a construir rápidamente este año los primeros 3 grandes reservorios para que se terminen las inundaciones”, sostuvo, sin dar detalles de donde se realizarán las obras.

“Mega plan educativo”. Anunció una inversión de 1.000 millones pesos para remodelar y ampliar 245 escuelas. También prometió continuar con la entrega de libros gratuitos para todos los estudiantes y profesores de escuelas públicas de La Matanza, la entrega de 10 mil becas para estudiantes, de kits de robóticas en escuelas técnicas y la creación de “escuelas de artes y oficios” para trabajadores de cooperativas sociales.