Foto: ElPais

Medio centenar de sindicatos impulsan hoy un paro general contra el gobierno nacional, que culminará con una movilización a partir de las 13 en Plaza de Mayo. “El paro va a ser contundente. Dentro del circuito de los bancos el paro va a ser casi total”, aseguró a MD el secretario general de la Asociación Bancaria de San Justo, Alberto Weisse.

El titular local de los bancarios explicó que la medida de fuerza, la quinta de esta magnitud que se toma durante el gobierno de Mauricio Macri, es contra la “política económica inviable” del gobierno.

“En medicamentos y en alimentos la inflación (interanual) llega al 70%. La desocupación ya está en los dos dígitos. Este gobierno es el caos, no tiene una base de sustentación en nada. En casi 4 años de gobierno no hizo un pomo, todo lo que hizo lo destruyó”, aseveró el dirigente gremial.

Los bancarios son uno de los principales sindicatos que convocaron a la medida de fuerza de hoy, junto a los gremios cegetistas como Camioneros y de Smata, las organizaciones sindicales de las CTA y de varios movimientos sociales.

La medida se siente fuerte en gran parte del transporte público (la UTA no adhirió pero sí decenas de líneas de colectivo), en el servicio de recolección de basura, en la mayoría de los vuelos comerciales, en las escuelas, hospitales y en gran parte de la administración pública.

Esto es a pesar de que la conducción de la CGT decidió no adherir al paro. Y siguiendo sus pasos, en La Matanza el paro no fue convocado por las dos CGT locales, aunque varios sindicatos afiliados a las centrales obreras dieron un guiño a la medida, al declarar la “libertad de acción” para que cada trabajador pudiera adherirse a la medida en caso de quererlo.