Claudia, mamá de Matías Alderete con la foto de su hijo. (Foto: Lucas Sosa)

A cinco días del asesinato de Matías Alderete, familiares y amigos del joven marcharon por San Justo reclamando justicia y pidiendo por el esclarecimiento del caso. La movilización tuvo lugar esta mañana, desde Ruta 3 y Arieta hasta Yrigoyen 2185, lugar en el que se ubica la Fiscalía de Homicidios Dolosos que investiga lo acontecido.

En ese edificio se presentó la familia del joven a dar testimonio, en el marco de la causa que lleva adelante el fiscal Juan Pablo Tahtagian. Tras declarar, Claudia, madre de Matías, habló con MD en la puerta de la fiscalía: “Esto se tiene que esclarecer para que ningún chico más pase esta situación. Hoy mi hijo no está y lo único que puedo hacer como madre es pedir justicia”, comentó.

Por otro lado, pidió la colaboración de los vecinos que contemplaron la escena que terminó con Matías muerto, para que aporten información que pueda servir a la causa. “Le pido a los vecinos que si alguien vio algo, que me puedan mandar fotos, videos o comentar lo que vieron. Porque yo hoy ya no lo tengo a Matías, pero hay muchos jóvenes que pueden pasar por esto”, cerró la madre, quién fue acompañada por el abogado Emiliano Montini.

Según comentó Montini a este medio, la fiscalía mantiene por el momento la carátula de “legítima defensa”, dando lugar a la versión que sostiene el oficial que disparó.

“Los fiscales no descartan ningún hecho pero están siguiendo una linea de investigación que está relacionada con una legítima defensa por parte del policía que acabo con la vida de Matías”, explicó. Por otro lado, confirmó que el policía involucrado no fue detenido y aseguró que “faltan una serie de pruebas, pericias y testimonios que para nosotros van a resultar clave”.

En la movilización participaron organismos de derechos humanos, como H.I.J.O.S y APDH La Matanza, familiares de víctimas de gatillo fácil y organizaciones políticas y sociales, entre ellas la CTA, Suteba y Barrios de Pie.

Qué pasó

Matías Alderete falleció el jueves a la tarde por dos disparos (o uno, según la versión) que efectuó el Sargento 1° de la Policía Federal, Arnaldo Arias Mamani. Sus allegados aseguran que se trata de un nuevo caso de gatillo fácil y que la policía quiso tapar lo ocurrido. La versión oficial policial es que Mamani se defendió de un robo. Pero el proceso está cargado de irregularidades.

Según el informe policial, una ambulancia se presentó en el lugar de los hechos y llevó a Alderete al hospital Balestrini, lugar al que ingresó sin vida. La versión de los vecinos es que fueron los propios efectivos quienes se llevaron el cuerpo sin vida del lugar, incumpliendo el protocolo de acción de dichos casos, que establece que primero debe intervenir la fiscalía. Además establecieron un cordón policial en el lugar del hecho y en el hospital, evitando el ingreso de personas a las zonas para ver lo que ocurría.

Tras darse a conocer la noticia del asesinato, el diputado provincial de La Matanza Facundo Tignanelli impulsó un pedido de informes referido al homicidio del joven. La medida fue acompañada por todos los integrantes del bloque de Unidad Ciudadana, quienes pidieron en las redes sociales por el esclarecimiento del caso.