El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, visitó este domingo La Matanza y encabezó un multitudinario acto junto a referentes de la comunidad boliviana que viven en Argentina.

“Yo también fui migrante, con mi padre vine a la provincia de Jujuy a (trabajar en) la zafra. Sé como es vivir de migrante”, expresó el primer mandatario, saludando a sus compatriotas, y mostrándose “sorprendido por el cariño del pueblo argentino”.

La cita tuvo lugar en el Polideportivo Alberto Balestrini, ubicado en la Av. Juan Manuel de Rosas 1413, en Lomas del Mirador. Fue la primer parada de su visita oficial por la Argentina, que incluye un encuentro con el presidente Mauricio Macri, pautado para el lunes en la Casa Rosada.

Evo fue recibido por una multitud de simpatizantes que llegaron desde todo el país para transmitirle su apoyo, en plena campaña del mandatario para volver a ser reelegido presidente para el mandato 2020-2025. Verónica Magario y Fernando Espinoza también estuvieron presentes en la visita y lo acompañaron en el escenario.

“Hemos podido mejorar y cambiar nuestra querida Bolivia”, enfatizó el presidente durante su discurso, fuertemente marcado por la defensa de las política llevadas a cabo en los últimos años, cuando asumió la presidencia del país vecino.

“Bolivia está primera en crecimiento en Sudamérica”, recordó Morales, asegurando que “solas, una liberación política y social no tienen mucho futuro. Hay que acompañar a la liberación política con una liberación económica. Ese fue el éxito del pueblo boliviano”.

En ese sentido, Morales destacó que “por primera vez Bolivia tiene un plan con rumbo al bicentenario”, y dejó en claro que “revolución democrática y cultural” llevada a cabo por su gestión busca cumplir con tres objetivos: “en lo político refundar Bolivia, en lo económico recuperar los recursos naturales y en lo social, la redistribución de la riqueza”.

Hacia el final, el mandatario prometió a los bolivianos que viven en Argentina -muchos de ellos, migrantes por crisis económicas pasadas en el país- que “si vuelven, tienen tierras garantizadas por la revolución política de Estado”, gracias a la política llevada por la Asamblea Constituyente con la que “recuperamos miles de millones de hectáreas”, aseveró.