Luego de la explosión en la escuela N° 49 de Moreno con el saldo trágico de 2 muertes, el Frente de Unidad Docente (FUD) llamó a un paro de 48 horas para reclamar por los problemas edilicios de los colegios en la Provincia de Buenos Aires.

La respuesta política por parte de las autoridades provinciales fue decretar un asueto administrativo a través de la Dirección General de Cultura y Educación para sacarle protagonismo a los sindicatos, con quienes mantienen una disputa por la paritaria inconclusa.

“Estas muertes no van a quedar impunes. Nosotros ya lo habíamos denunciado, hicimos el carpetazo y no nos escucharon. Hay que declarar la emergencia educativa en la Provincia de Buenos Aires”, expresó el Secretario General de Suteba, Roberto Baradel.

Las víctimas fatales fueron la Vicedirectora de la institución, Sandra Calamano (48) y el portero Rubén Orlando Rodríguez (45). Los padres de la escuela comentaron que ya habían realizado 8 denuncias por pérdidas de gas.