La compañía de mensajería que fue comprada por Facebook en 2014 anunció un cambio en sus términos de uso y política de privacidad que contempla este intercambio de información entre Whatsapp y la red social. Este intercambio de información tiene como objetivo la explotación comercial de los mismos a través de anuncios orientados al perfil de cada usuario. Esto incluye también a Instagram, ya que es filial de la empresa de Mark Zuckerberg.

Esta utilización de nuestros dato personales no es nada nuevo en el mundo de Facebook, pero el cambio incorpora una nueva dimensión que es la interrelación de esta información con nuestros números de teléfono y no deja afuera la posibilidad que en un futuro los anuncios nos lleguen a nuestro servicio de mensajería. Los usuarios de Whatsapp tienen 30 días para aceptar las nuevas condiciones.

¿Qué pasa sí decidimos compartir nuestros datos?
Los usuarios de Whatsapp que tengan una cuenta en Facebook podrían comenzar a ver en la red social publicidad relacionada con empresas o comercios con los que se ha comunicado mediante WhatsApp. Es decir, que los números con los que contactemos en la app de mensajería serán monitoreados para luego ofrecernos anuncios más segmentados en nuestra cuenta de Facebook. De la misma manera, la red social nos propondrá como amigos a usuarios con los que hayamos contactado mediante WhatsApp.

Cómo configurar WhatsApp para evitar compartir datos personales con Facebook
Existen dos formas de evitar que ambas aplicaciones compartan nuestros datos entre sí:

1) Cuando nos llegue el mensaje con los nuevos términos y condiciones debemos seleccionar la opción leer y luego desmarcar la opción que expresa que deseamos compartir la información con Facebook.

2) Si ya aceptamos los nuevos términos y condiciones  debemos ingresar a la configuración de WhatsApp, y dentro de las opciones  ir a Cuenta, para luego deshabilitar la opción Compartir información de mi cuenta. Si aún no figuran esas opciones o los nuevos términos del servicio, debemos esperar a la actualización de la aplicación.