(Foto: Policía Federal)

Tras una denuncia realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), los efectivos del Departamento Delitos Federales de la PFA, en 2018 iniciaron investigaciones destinadas a corroborar presuntas maniobras contables a través de las cuales se acreditaban facturas apócrifas de gastos irreales con la finalidad de evadir el pago de ganancias y otros impuestos.

Fue así que los efectivos realizaron 22 allanamientos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 13 en las localidades de Lomas del Mirador, Villa Luzuriaga, Ramos Mejía, San Justo, Isidro Casanova, San Miguel, San Isidro, Quilmes, Banfield, Don Torcuato, Caseros, General Pacheco, Glew (provincia de Buenos Aires) y uno en la ciudad de Mendoza.

Tras intervenir líneas telefónicas, analizar documentos y rastrear diferentes direcciones I.P, las pesquisas lograron identificar empresas, estudios contables y personas físicas que participaban de la actividad ilegal. Para ella se valían de “usinas”, basadas en la creación de Sociedades Anónimas Simplificadas (S.A.S.) mediante el uso de testaferros.

Hasta el momento, se registró una facturación irregular por un monto superior a los 5.000.000.000 de pesos, sobre los cuales se dejaron de aportar al fisco unos 860.000.000 de pesos.

Como resultado de los allanamientos, se incautaron 45 teléfonos celulares, 500.000 pesos en efectivo, 5.600 dólares, pagarés y cheques, tres notebook, una tablet y numerosa documentación contable de interés para la causa.

En total, tres personas fueron detenidas y otras 17 quedaron supeditadas a la causa judicial, en trámite ante el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 3, a cargo del Dr. Rafael Caputo – Secretaría N° 5 a cargo de la Dra. Sandra Goñi.