Un nuevo femicidio tuvo lugar en La Matanza. Este fin de semana falleció Gladys Sanabria (37), quien se encontraba internada en el hospital Simplemente Evita con una herida en la ingle, tras recibir un escopetazo por parte de su ex pareja, José Antonio Ceballos.

El ataque ocurrió el martes de la semana pasada, alrededor de las 19, en una casa del barrio Nicole, Virrey del Pino. Tras herir a Sanabria, Ceballos se dio a la fuga y estuvo prófugo hasta el sábado.

Sanabria era militante del Movimiento Sin Trabajo “Teresa Vive” y mamá de un hijo de dos años, y de otros dos mayores de edad. “Después de un año de relación, Gladys había decidido separarse de este hombre porque era un violento y él no lo pudo aceptar”, explicó Mónica Sulle, compañera de militancia de la mujer, según reprodujo Télam.

“Por eso, el martes él se pegó un tiro en una pierna y le mandó fotos a Gladys para que fuera verlo. Ella no fue por temor a que le hiciera algo y por eso él fue herido hasta la casa con la escopeta y, cuando ella salió, le disparó a un metro y medio de distancia. Le dio en la ingle”, contó Sulle.

La mujer agregó que Ceballos atacó a la víctima delante del hijo de 2 años de Gladys que cuando una sobrina de la mujer la quiso ir a asistir “él la amenazó y le dijo ‘si la ayudás te mato a vos’, y se quedó un rato para ver cómo se desangraba”.

Ceballos fue detenido en una vivienda precaria luego de múltiples allanamientos en la ciudad de Campana, lugar al que se había fugado. Fue indagado el sábado por el titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia de Género de La Matanza, Luis Brogna, pero no quiso dar testimonio.