Poco antes del anuncio sobre la cuarentena por parte de Alberto Fernández, el Intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, autorizó la apertura de 53 fábricas dentro del municipio. Las plantas trabajarán con un estricto protocolo sanitario para evitar la propagación del Coronavirus.

Las empresas, entre las que se encuentran Mercedes Benz y la metalúrgica Acindar, deberán garantizar el traslado de sus empleados para que no utilicen el transporte público, a tomarles la temperatura al ingresar y a realizar el registro de la limpieza en las instalaciones. Estos compromisos quedarán establecidos bajo declaración jurada.

“Realizamos una visita previa a que se abran las fábricas para evaluar que las instalaciones y las posibilidades de distanciamiento, entre otras medidas, estén disponibles para que cuando ingresen los empleados estén en condiciones de cumplir el protocolo”, explicó la Secretaria de producción de La Matanza, Débora Giorgi.