El Intendente Fernando Espinoza se reunió con especialistas en infectología y en epidemiología, junto con toda el área de salud pública y emergencias, para evaluar la situación de los contagios en el municipio y evaluar los pasos a seguir. Además, se trató de ajustar el procedimiento para la atención rápida en el caso de alguna persona que presente síntomas.

“Más del 50% de los casos son por contagio comunitario, lo que implica que no se puede rastrear su origen y se hace más difícil aplicar protocolos como el del Plan Detectar ”, explicó el mandatario local, que además agregó que espera medidas para bajar los contagios por parte del Presidente Alberto Fernández, en conjunto con el Gobernador Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

En esa sintonía, remarcó que “el AMBA necesita que se tomen medidas restrictivas, necesita que volvamos hacia atrás en varias cuestiones que han incrementado en las últimas semanas la circulación y los contagios”, al tiempo que reconoció que “un porcentaje importante de vecinos sale a la calle y no cumple con el aislamiento social”.

También brindó datos sobre los operativos de detección en La Matanza, donde explicó que “se visitaron 71.000 personas” y que “se realizan 6.000 controles diarios”. A nivel provincial, señaló que “más de 250.000 personas” recibieron la visita a través del Plan Detectar y remarcó que es posible gracias a que están “trabajando todos en forma articulada, muy sólida y con mucho diálogo, con reuniones desde el inicio de la pandemia y sin divisiones” respecto al resto de los intendentes bonaerenses.

Por último, Espinoza pidió entender que “lo que hace la diferencia es la conciencia de cada ciudadano y de cada argentino; no hay fuerza de seguridad, ni en la Argentina ni en el mundo, que pueda controlar que todos nos quedemos en casa, que es la única manera de cuidarnos y, sobre todo, de cuidar a nuestra familia, a nuestros afectos, a nuestros vecinos”.