Continuando con el proceso de vacunación contra el Coronavirus, que se inició el 29 de diciembre del año pasado con la tanda de vacunas Sputnik V traídas desde Rusia, el intendente Fernando Espinoza recibió la primera de las dos dosis para inmunizarse y dar garantías y confianza para la gente.

“Como intendente de mi amada Matanza siento un gran orgullo por este hospital donde se está vacunando”, expresó en referencia al Hospital Teresa Germani, de la localidad de Laferrere, y agregó: “por eso vine a vacunarme acá, para que más que las palabras, valgan los hechos”.

Por otro lado, el ex diputado nacional pidió “seguir saludándonos con el puño, mantener la distancia de dos metros, usar barbijo y alcohol en gel” para mantener los cuidados, ya que “son algunos de los pequeños gestos que nos engrandecen como seres
humanos” y remarcó que “la pandemia aún no terminó”.

Por último valoró que en dicho hospital “se puede tener el resultado de un hisopado en seis horas”, lo cual “permite poder aislar rápidamente a la persona que dé positivo y a todo contacto estrecho, que también es salvar vidas”.