En el marco de las negociaciones que venían llevando a cabo entre el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y los sindicatos que representan a los trabajadores estatales, finalmente se llegó a un acuerdo y el aumento salarial del año alcanzará el 28,5% en promedio en el mes de noviembre.

El aumento logrado en esta segunda reunión fue del 14% que se repartirá en tres instancias, ya que un 10% corresponderá al salario de septiembre, un 2% se sumará en el pago de octubre y el 2% restante se agregará en noviembre. Además, se aumentará un 30% las asignaciones familiares y habrá bonificaciones para los salarios más bajos.

El Secretario General de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) bonaerense, Oscar ‘Colo’ De Isasi, consideró que “la propuesta salarial es superadora a la anterior” y, aunque “no resuelve las cuestiones de fondo”, destacó que “marca un camino a seguir”. Las discusiones para completar el aumento de este año se reanudarán en diciembre.

“En términos generales esta paritaria tiene aspectos muy importantes porque no nos hace perder a manos de la inflación, eleva los salarios más bajos de la administración pública provincial, aumenta las asignaciones familiares, efectiviza las recategorizaciones y nos mete en el camino de la carrera administrativa y de la discusión del convenio colectivo”, celebró el dirigente.

También valoró “el criterio que primó de inyectar recursos en sectores que están muy atrasados en materia salarial“, en referencia a “los auxiliares de la educación, donde el aumento trasciende largamente el 35%, en los trabajadores de la salud que supera el 40% y en los trabajadores de niñez, el 30%”.