Luego de reiteradas idas y vueltas, sumadas a las negociaciones entre el oficialismo y la oposición, se aprobó la Ley de presupuesto 2021 en la legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Fue anoche y se incluyeron algunos cambios que no estaban previstos en el proyecto inicial.

El presupuesto fue tratado primeramente en Diputados y luego en el Senado antes de ser aprobado y convertirse en Ley. Una de las modificaciones fue la creación del Fondo de Infraestructura Municipal 2021 (FIM) que tendrá una partida de $12.000 millones para ser distribuidas proporcionalmente en los 135 municipios bonaerenses.

También fue clave la ampliación del dinero destinado al Fondo Educativo, que fue algo que exigió la oposición para votar el presupuesto, y la Ley impositiva, que prevé descuentos de impuestos inmobiliarios y de Ingresos Brutos para algunos sectores afectados por la pandemia, como el rubro de hotelería y los servicios de seguros.

El titular del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Maximiliano Abad, celebró los cambios realizados y expresó que “esta bancada respeta la institucionalidad, por eso exigimos que se hagan cargo de resolver los problemas que la sociedad espera superar para salir de esta crisis”.

Por su parte, su par del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, valoró “el acompañamiento de todos los bloques a los proyectos, porque después de un mes de trabajo es importante haber alcanzado la sanción de las leyes en el tiempo planteado, para que el Gobierno empiece a hacer uso de esas herramientas”.