La actividad comercial en Matanza registró una caída promedio del 41% con respecto al mismo mes del año anterior, señala un estudio realizado por el observatorio comercial de la Secretaría de la Producción.

Las localidades más afectadas fueron Ciudad Evita con el 50% de caída y Villa Luzuriaga, con el 48%. En los kilómetros también hubo resultados negativos superiores al promedio del 40%. En tanto en Ramos y San Justo como en las localidades del primer cordón, la caída registrada fue mucho menor al promedio, aunque en algunos casos superó el 30%.

El trabajo también mostró un mayor pesimismo entre los comerciantes, ya que el 52% señaló que la situación económica es “mala”, mientras que hace un año sólo 38% lo consideraba de esa forma. A peores expectativas, menor será la inversión.

Para comparar: los resultados del relevamiento en 2017

Los rubros más afectados fueron los agrupados bajo la categoría “hogar”, como mueblería y bazar, que registraron caídas superiores al 50%. En cambio rubros relacionados al consumo básico, como alimentos, farmacia o indumentaria, tuvieron bajas más moderadas.

Despidos

Otros de los resultados del estudio es que el 24% de los comerciantes respondió haber despedido personal en el último año.

Sobre este punto, desde la secretaría que conduce Débora Giorgi explicaron que “en febrero, cuando el 34% despidió, sólo el 9% de los comercios eran familiares, y ahora el 17% son familiares. Aquel comercio que tenía uno o dos empleados despidió, pasando a ser un comercio atendido por el núcleo familiar”.