Tras la caída de las negociaciones para posponer el pago de deuda a bonistas bonaerenses, el gobierno nacional envío un fuerte mensaje de respaldo a Axel Kicillof en las maniobras para renegociar la abultada deuda externa que acumula la provincia más poblada del país.

“Nuestro gobernador tomo una decisión importante, coordinada, que acompañamos y en la que coincidimos con el gobierno nacional, que era pagar para no entrar en default”, dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, durante el acto de presentación del plan ArriBA PyMEs que tuvo lugar este miércoles en La Matanza.

Cafiero estuvo presente en representación del presidente Alberto Fernández, quien se encuentra de gira en Europa juntando apoyo de los países centrales para la renegociación de deuda nacional que tendrá lugar en los próximos meses. Desde allá también llegó el respaldo presidencial al gobernador, en una conferencia de prensa brindada en París.

Se trata de un gesto que busca despejar rumores de resquebrejamientos internos y de contradicciones en las estrategias de desendeudamiento que se encuentran llevando a cabo ambos gobiernos del Frente de Todos.

“Venimos e 4 años de un endeudamiento fenomenal, de un endeudamiento irresponsable que consolida una deuda que es insostenible, y que hoy el Papa Francisco agregó otra “i” a esto: (la deuda es) irresponsable, insostenible y no puede ser insoportable”, consideró Cafiero, sentado a la derecha de Kicillof y a metros del ministro de Producción, Matías Kulfas, otros de los funcionarios presentes en el acto.

Durante su intervención, Kicillof agradeció la presencia de los ministros nacionales y desmintió que haya “problemas” entre ambas administraciones. “Hoy volvemos a demostrar que la Provincia y la Nación están caminando juntas para el mismo lado. No hay provincia de Buenos Aires sin Nación, ni Nación sin provincia de Buenos Aires”, cerró.