En pleno aislamiento por el Coronavirus, el Ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis y el Intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, supervisaron el final de obra del Hospital René Favaloro, ubicado sobre la Ruta 1001 entre las calles Soldado Sosa y Echeverría, en Rafael Castillo, que sumará 180 camas de internación por si fueran necesarias para atender pacientes infectados.

El Presidente Alberto Fernández había anunciado, al inicio de la pandemia, que se finalizaría ese hospital lo antes posible para aumentar la capacidad del sistema de salud. A los pocos días de ese anuncio, fue personalmente a supervisar las obras y destacó a los obreros que trabajaban “las 24 horas en los tres turnos”.

“Era un despropósito que un hospital en Argentina esté cerrado y sobre todo en esta emergencia” afirmó Katopodis, que anunció que se está “muy pronto a terminar las obras civiles, conexión de gases medicinales y demás equipamiento”. También describió que “hay 180 camas en total” y que “un tercio serán de terapia intensiva y el resto de terapia intermedia”.

El ex intendente del Partido de General San Martín informó que “también estamos trabajando en el Hospital Néstor Kirchner de Gregorio de Laferrere, que va a sumar 180 camas más”. Por último, sentenció: “Necesitábamos tiempo y aplanar la curva para esto, para que quien necesite una cama de terapia, la tenga”.

Por su parte, Espinoza celebró las obras de finalización del nosocomio y anunció que en La Matanza hay “4 mil nuevas camas de aislamiento y 2056 camas de internación”. Además, destacó que “en sólo dos meses estamos finalizando las obras” y valoró “la decisión de nuestra Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y de nuestro Presidente Alberto Fernández”.

Cabe recordar que ese mega hospital había sido construido durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y que quedó, según estimaciones, terminado en un 90%. Luego, durante el mandato de Mauricio Macri en la presidencia y María Eugenia Vidal en la gobernación bonaerense, no se avanzó en absoluto en su finalización ni se puso en funcionamiento.