Foto: M.A.F.I.A.

La causa por la muerte de Santiago Maldonado vuelve a abrirse y la justicia ahora investigará si hubo abandono de persona por parte de los gendarmes que participaron de la represión en comunidad Pu Lof de Cushamen.

La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia consideró -en el fallo revelado por infobae- que en las actuaciones llevada a cabo por el juez Gustavo Lleral “se investigó una única hipótesis delictiva sin que haya sido objeto de valoración y pronunciamiento algún posible nexo causal entre cualquier omisión de personal de Gendarmería o de quienes se introdujeron en el río con Maldonado”.

De esta forma, la justicia trae una brisa de esperanza a la familia del joven artesano, que nunca quedó conforme con el cierre de la causa y reclama que se tengan en cuenta numerosas pruebas que quedaron afuera de la investigación.

Lleral había considerado que Maldonado se hundió y ahogó en soledad. Pero no explicó qué pasó durante la represión de Gendarmería, que persiguió sin aval judicial a los manifestantes hasta arrinconarlos contra el río Chubut, y que terminó con el joven desaparecido durante 78 días hasta que fue hallado ahogado.

Sin embargo, el fallo de la Cámara descartó que haya existido el delito de desaparición forzada de persona pero sin dejar de contemplar la responsabilidad de los gendarmes que estaban presentes en el lugar. En ese sentido, el gendarme Emmanuel Echazú, único efectivo imputado, volvió a ser puesto en la mira ya que se le revocó su sobreseimiento.

Cabe recordar que cuando se cerró la causa la familia de Maldonado denunció que el juez “fue apretado”, algo desmentido por Lleral. De hecho, el cierre de la causa sin condenados por la muerte del joven de 28 cerró cómodamente con la posición que mantuvo el gobierno. Sin tener idea de que fue lo que pasó ese día, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, realizó siempre una férrea defensa de los efectivos de Gendarmeria y fue denunciada por la familia por entrometerse para entorpecer la investigación judicial.

Qué fue lo que pasó

El 1 de agosto, Santiago Maldonado se sumó a un corte en la ruta 40 a metros de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen. El reclamo era pidiendo la liberación de un miembro de la comunidad mapuche, Facundo Jones Huala, a lo que se le sumaban pedidos por recuperar tierras ocupadas por la multinacional Benetton.

Gendarmería acudió a liberar la zona y encabezó una represión, vigilada por el entonces número 2 del ministerio de Seguridad, Pablo Noceti. La violencia de Gendarmería hacia la comunidad no era nueva, pero en esta oportunidad la liberación de la ruta desembocó en una persecución a los manifestantes que terminó en las orillas del río Chubut. Este último procedimiento fue ilegal: no había orden judicial que lo avale.

Santiago Maldonado fue visto por última vez alejándose de los gendarmes. Los integrantes de la comunidad mapuche cruzaron el río para resguardarse de los gendarmes, pero Maldonado no sabía nadar. No se supo más nada de él, hasta que apareció 78 días después 400 metros arriba del lugar en el que se lo había visto. La autopsia oficial indicó que había muerto ahogado y por hipotermia. Pero para la familia, las condiciones en las que murió el joven no fueron esclarecidas por la justicia.

Para más información, lee la cronología.