El hecho sucedió ayer en la calle Luján, entre Almagro y Apipe. Allí el chofer de la línea de colectivos 620 Víctor Belén Díaz, de 44 años, se encontraba con su cuñado cuando fue atacado a tiros y puñaladas por diez hombres, informaron fuentes policiales.

Díaz recibió dos tiros, uno en el abdomen y otro que le lastimó la frente. Además recibió una puñalada en el tórax y varios golpes, por lo que debió ser trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita, donde pocas horas después murió.

Según los voceros, el violento episodio ocurrió en la puerta de una casa donde se vendían drogas. Por orden del fiscal de turno de Gregorio de Laferrere, Fernando Grate, se inició una pesquisa policial en la que se determinó que, en principio, el colectivero y su cuñado se dirigían hacia una vivienda en la que se vendían drogas y fueron interceptados en la calle por varios hombres con los que mantenían viejas rivalidades y que atacaron a Díaz.

El fiscal solicitó el allanamiento de la vivienda, donde los efectivos apresaron a Víctor Osvaldo Martínez Ledezma, de nacionalidad paraguaya, a quien le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con la numeración suprimida, dos cartuchos intactos, diez envoltorios de cocaína y una moto Honda robada a fines de abril en Rafael Castillo.

En la misma casa se encontró una pistola 6.35 y 56 cartuchos intactos, y fue aprehendida Sonia Rodríguez (25), de nacionalidad paraguaya. El fiscal dispuso la aprehensión de Martínez Ledesma por homicidio agravado, portación ilegal de arma de guerra y encubrimiento y de Rodríguez por tenencia ilegal de arma.

Además, la fiscalía de turno especializada en drogas imputó a Martínez por la tenencia de cocaína. La causa por el crimen del colectivero comenzará a ser investigada por la fiscalía temática de Homicidios de La Matanza, donde se procurará establecer el móvil del hecho e identificar a todos los atacantes.