Luego de una serie de diez allanamientos realizados por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, aprehendieron a 16 personas y secuestraron alrededor de 4500 dosis de paco.

Además del paco, los efectivos a cargo de los operativos incautaron una bolsa con trozos compactos de cocaína, una bolsa con varias dosis de marihuana, cuatro celulares, dinero en efectivo producto de la comercialización de estupefacientes, un vehículo VW Fox y dos picanas eléctricas.

Según informaron los investigadores, los ahora detenidos operaban en las zonas de Barrio Las Casitas y La Tosquera, principalmente con la venta de paco al menudeo o dentro de uno de los bunker, que además utilizaban para estirar y fragmentar los narcóticos.

“Los acusados se rotaban entre el domicilio de Las Casitas, donde escondían la droga, y el de La Tosquera, donde habían montado la guarida para comercializarla”, explicó un alto jefe policial a cargo del operativo y explicó que “usaban picanas eléctricas para amenazar, amedrentar y torturar a compradores y a miembros (soldados) de la banda”.

Luego de una amplia pesquisa, los efectivos determinaron los lugares utilizados por los maleantes y, con aval de la justicia, montaron los operativos que posibilitaron las capturas, el desbaratamiento total de la banda y la demolición del bunker donde éstos operaban.

Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado de Garantías Nro. 06 y la Fiscalía Temática de Estupefacientes, ambos del Departamento Judicial La Matanza.