Foto: Infobae.

El gobierno anunció un paquete de medidas que apuntan todas al acceso a las viviendas. Los créditos hipotecarios atados a UVA tendrán un tope para los aumentos de las cuotas, el gobierno impulsará una nueva ley de alquileres y relanzará el Procrear.

“Las dificultades que hemos atravesado los argentinos en los últimos meses han traído incertidumbre, especialmente a quienes han sacado el crédito UVA”, admitió Mauricio Macri durante los anuncios.

Las medidas se encuentran dirigidas a uno de los sectores más golpeados por la crisis económica y que no recibió medidas compensatorias por todas las subas y medidas de ajuste que aplicó el gobierno: la clase media.

En el caso de los UVA, se trata de unas 100 mil familias que accedieron a créditos atados a inflación a las que la devaluación las puso en alerta. Tras el anuncio, la cuota de los créditos UVA no podrá superar el 10 por ciento de lo que aumente el índice que mide los salarios.

Por otro lado, el presidente anunció que el Gobierno impulsará una nueva ley de alquileres para “cuidar a todos aquellos que alquilan y sienten que también les falta
previsibilidad”.

El proyecto de ley de alquileres incluiría garantías bancarias para quienes no tengan una propiedad como respaldo y extensiones en los plazos mínimo de contrato a 3 años. Además ajustaría el valor del alquiler a la actualización de un promedio de salarios e inflación.

“Desde hace décadas que no hay una nueva ley. Por eso, vamos a presentar un proyecto
para darles a los inquilinos soluciones concretas a temas como garantías, actualización”,
aseguró.

Finalmente, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio anticipó tras los anuncios de Macri que el Gobierno está trabajando en “un nuevo plan de Procrear para solución Casa Propia”. “Estamos invirtiendo en esto más de 10 mil millones de pesos”, sostuvo.