El oficialismo municipal aprobó el Presupuesto 2020 con el que Espinoza buscará afrontar los gastos distritales el año que viene. La sanción se logró este mediodía en la sexta sesión ordinaria del año, de la que participaron la totalidad de los concejales del HCD.

Bajo la presencia del equipo técnico municipal que dirige el secretario de Economía y Hacienda, Marcelo Giampaoli, los 18 ediles del Frente de Todos votaron a favor del presupuesto, frente a los 6 votos en contra que aportó la oposición, representada por Juntos por el Cambio y por el monobloque de Miguel Saredi, Partido Federal.

Como explicó anteriormente MD, el proyecto presupuestario estima un monto de $15.495 millones para el ejercicio 2020 y representa una suba de casi el 30% respecto al año anterior. El 55% de los recursos son de origen provincial y el 45% restante provienen de la recaudación de impuestos municipales.

La mitad (48,47%) se destinará a ‘inversión social’, mientras que el resto se reparten entre ‘inversión urbana’ (28,96%) y administración gubernamental (19,31%). Además, habrá $2.000 millones que conformarán un ‘fondo de contingencia’ que sólo se utilizarán en caso de una emergencia.

El debate en el recinto

Desde el oficialismo defendieron la “madurez” que presentan las finanzas municipales. “Es difícil tratar un presupuesto en tiempos de inestabilidad económica y con una inflación galopante”, consideró el presidente del bloque del Frente de Todos, Ricardo Rolleri, quien resaltó que “la situación de la deuda de la Provincia es similar a la de la Nación. No pasa lo mismo con el municipio, que tiene superávit y reservas”.

“Tenemos que tener mucha responsabilidad al votar este presupuesto. Con recursos propios, mantenemos 4 hospitales. El policlínico de San Justo, el Teresa Germani, el Dr. Equiza y el hospital del Niño. Tenemos 6.000 partos por año, lo mismo que los hospitales provinciales”, agregó el edil, adelantando que el municipio podrá recibir nuevos fondos: “si se recauda más o hay mayor coparticipación, el presupuesto se amplía. Este año tuvimos un 25% de aumento en un presupuesto razonable, lógico y ejecutable”, dijo.

Desde la oposición cuestionaron el poco tiempo que tuvieron para tratar el presupuesto. “Recibimos este presupuesto el 23 de diciembre a la tarde y no tuvimos tiempo para analizarlo”, cuestionó la presidenta del bloque de Juntos por el Cambio, Pamela Loisi. Además, criticó la voluntad manifiesta del oficialismo de modificar partidas una vez aprobado en el recinto del Concejo Deliberante.

“Nos dijeron que este presupuesto es tentativo, que podría sufrir modificaciones y se realizó por la ex intendenta Verónica Magario y el secretario Roberto Felletti. Este bloque planteó desde el principio ser constructivos y responsables. No sería responsable acompañar un presupuesto que podría sufrir modificaciones”, criticó.

Por su parte, el concejal que preside el Partido Federal, Miguel Saredi, votó en contra reclamando por la situación educativa y sanitaria en los últimos años, que los consideró temas de preocupación. Pero también cuestionó que La Matanza es perjudicada en la asignación de recursos desde la Provincia.

“En materia de obras, La Matanza fue muy perjudicada. En materia vial, los intendentes de Cambiemos recibieron el 86% de los recursos de Vialidad Provincial. Reclamamos por el puente de Aldo Bonzi, por la ruta N°1.001 y la N°17, pero no hubo respuestas”, cerró.