El hallazgo se produjo esta mañana en el cruce de las calles Torquins y
José Hernández de la mencionada localidad del oeste del conurbano, luego
del llamado de una vecina a la línea de emergencia 911.

Efectivos de la Policía bonaerense concurrieron al lugar y constataron en plena calle y junto al cordón de la vereda que había un bulto empaquetado con frazadas y una sábana roja desteñida del que sobresalía un pie.

Desde ese momento se preservó la escena para que el personal de la Policía Científica realice su trabajo. Al lugar llegó el fiscal Claudio Fornaro, de turno en la Unidad Funcional
de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, quien supervisó el trabajo de los peritos.

Al abrir el paquete, los investigadores advirtieron que se trataba del cadáver de una mujer, quien se encontraba semidesnuda, con una bolsa de nailon colocada en la cabeza y atada con sogas.

A simple vista, los médicos forenses que fueron a levantar el cadáver de la escena advirtieron que la víctima presenta una serie de heridas de arma blanca a la altura de la clavícula.

Los expertos también le informaron al fiscal que se trata de una escena del crimen secundaria, es decir, que la mujer fue asesinada en otro lugar y que ese sólo fue el sitio de descarte del cuerpo.

El fiscal ordenó levantar el cuerpo y remitirlo a la morgue para la autopsia de rigor, mientras encomendó a la policía a intentar identificar cuanto antes a la víctima.