El Padre Bachi dando una nota a MD y a su izquierda lo acompaña el Padre Nicolas "Tano". (Foto: Lucas Sosa)

Después de haber estado más de dos meses internado en terapia intensiva, el obispo de San Justo, Eduardo García, fue quien esta mañana dio a conocer la noticia de que “el querido Padre Bachi pasó de este mundo al Padre”.

“Rezamos por su familia, por la iglesia de San Justo a la que tanto bien hizo y damos gracias por el don de su vida” expresó en su mensaje el obispo.

Tras haber sido diagnosticado positivo en COVID-19 el pasado miércoles 21 de junio, el párroco del Barrio Almafuerte de San Justo, Basilicio “Bachi” Brítez habia dado pelea al coronavirus, que lo mantuvo internado en la clínica San Camilo, donde recibió innumerables mensajes de apoyo.

Durante su convalecencia, el sacerdote había reflexionado: “Es el partido que yo decidí jugar, que fue estar del lado de la gente, acompañándola en estos momentos tan particulares, y no estar en la comodidad de mi casa. Pero, bueno, la voluntad de Dios es que, en estos momentos, yo esté en el banco de suplentes”.

Según allegados, el cura se contagió realizando tareas comunitarias en barrios vulnerables en una de las tantas jornadas de entrega de alimentos a familias golpeadas por la crisis que trajo consigo el aislamiento social y preventivo por la pandemia del Coronavirus.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Juan Enriquez (@juanenriquez_lamatanza) el

El papa Francisco también se interiorizó por la evolución de su salud, llamándolo en varias ocasiones, para conocer su estado y manifestarle su cercanía.

Dirigentes de diversos ámbitos muestran su congoja en las redes sociales.