(Foto: Lucas Sosa)

El partido Patria Grande organizó un encuentro entre diferentes referentes del Frente de Todos para debatir sobre feminismo, economía popular y educación en la Casa Popular Diana Sacayán, ubicada en la localidad de San Justo.

El debate llamado “los desafíos de una nueva generación política” tuvo la participación de la candidata a legisladora porteña Ofelia Fernández; a diputada nacional, Natalia Zaracho; a diputado nacional, Federico Fagioli; y a consejero escolar de La Matanza, Sergio Romano.

Ofelia Fernández irrumpió en la escena política y mediática porteña, y ocupa un espacio preponderante en el nuevo armado progresista de la Ciudad de Buenos Aires.

“Mi representación política la pienso en función de una juventud organizada, en pensar de una representación que hable en primera persona de lo que les pasa a los pibes y las pibas”, señaló Fernández en relación a su aparición en la discusión electoral.

En ese sentido, la candidata a legisladora realizó un crudo análisis de la situación de la educación pública y apuntó contra el financiamiento que le otorga el gobierno nacional a esa área.

“Este es un gobierno que abandonó a las escuelas púbicas, y vimos lo que pasó con Sandra y Rubén en la escuela de Moreno como la expresión más cruda y perversa de este abandono”, remarcó Ofelia.

Este fue un punto en el cual se hizo mucho hincapié desde el Frente de Todos y se encargaron de enfatizar las falencias del gobierno en el área educativa. “No podemos decir que las viandas alcanzan para que coman todos los pibes y pibas en las escuelas. Los comedores están en situaciones miserables”, sintetizó Fernández.

El candidato a consejero escolar Sergio Romano proviene de Nuevo Encuentro y representa al kirchnerismo en la boleta local. “Uno de los desafíos es unir a generaciones y tener en la cabeza de que antes hubo una historia. Quizás uno de los errores de ‘Unidos y Organizados’ fue que eramos sólo un sector. Hay que ser capaces de rescatar esa historia y unirnos para que no nos fragmenten”, indicó Romano.

Y agregó: “hay un saldo positivo de la organización popular, que pudo en 4 años construir algo nuevo para volver, y ahí pusimos un granito para la historia. Siempre fue difícil que un gobierno popular vuelva rápido”.

El Frente de Todos local encara el tramo final de la campaña y espera poder reeditar o ampliar el 65% que lograron en las PASO del pasado 11 de agosto.