El secretario general del Movimiento Evita de La Matanza, Alberto Fernández, habló con MD y se refirió a la actual situación de la cooperativa El Palmar, que no pudo sostener su producción de ladrillos debido a los tarifazos.

“Estamos totalmente parados en la producción. Hay varios emprendimientos de los compañeros pero no se puede producir por las tarifas que nos impuso el gobierno, que son confiscatorias”, aseguró Fernández.

El aumento tarifario complicó la situación en la cooperativa y no pudo sostener la fabricación de ladrillos. Afirman que las tarifas pasaron de ser de $50 mil a más de $700 mil.

Además, el Movimiento Evita cuenta con 61 comedores en el municipio y Fernández afirmó que “estamos totalmente desbordados. De abrir una vez por semana, lo hacemos 3 veces por día”.

Ante esta situación social crítica, todos los movimientos sociales se movilizarán el próximo 30 de abril a Plaza de Mayo con la mesa sectorial que conducen Pablo Moyano y las dos CTA.

“Estamos evaluando hacer unos cortes de ruta y ollas populares para visibilizar en el distrito la situación que estamos viviendo”, subrayó Fernández sobre las acciones que se desarrollen en Matanza.

En términos políticos, la organización apoyó en 2017 la candidatura de Florencio Randazzo y ahora se encuentra articulando políticamente con el diputado nacional Felipe Solá, líder de Red x Argentina.

A nivel local, el Movimiento Evita reclama la creación de una secretaría de la Economía Popular para poder representar a todos los sectores representados por los movimientos sociales.

“Nos gustaría ser parte de la próxima gestión, pero no como empleados sino con propuestas innovadoras. Si el oficialismo matancero quiere la unidad, tiene que ser amplio y ofrecerle lugares a las organizaciones sociales”, finalizó Fernández.