por Dr. Leonardo A. Racedo

Hablar de la educación en Rafael Castillo es hablar de la Escuela Nº14, institución que en 1897 fue denominada Escuela Nº6 del Cuartel 4 de La Matanza y que comenzó a funcionar en las cercanías de las actuales Av. J. B. Polledo y Carlos Casares en la casa de la familia Delfino y es justamente ahí donde nació y comenzó su carrera pedagógica la maestra Eulalia Petrona Dolores Delfino. En 1966 cuando la escuela Nº 14 se preparó para celebrar sus 50 años la señorita Delfino, de 83 años, fue merecidamente reconocida por su trayectoria con el título de “Primera maestra nacida en la localidad”.

Ya oficialmente nombrada como Escuela Nº14, comenzó a dictar clases el 8 de abril de 1916 en la calles Posse y Manuel Quintana (actualmente la esquina de Victorino de la Plaza y Chavarría), en la propiedad de Juan Carlos Iracet. Su primera directora fue María Teresa Consiglieri, quien toma posesión del cargo el 26 de marzo de 1916. La señorita María Teresa fue además de la primera directora, maestra de aula de la escuela, había nacido en 1891 y había comenzado su carrera como docente en 1909.

Más tarde llegaría a ocupar la dirección escolar el maestro José Manuel Vidal, quien se transformaría en el primer maestro del pueblo. Fueron años muy duros donde el propio docente recorría la periferia del pueblo para conseguir alumnos y así lograr una vacante mínima de 7 alumnos por curso. Quienes lo conocieron aseguran que Vidal era una excelente persona y un gran pedagogo, no solo del aula, sino también de la vida.

Generaciones de castillenses lo recuerdan con cariño y afecto. Al maestro Vidal lo secundaba otra querida maestra: Delia Moncada quien comenzó su labor en la docencia en la localidad matancera de Tapiales. En los años ´30 llegó a Rafael Castillo, donde se hizo cargo de los niños de 1º grado. En 1954 a pedido del director Regalini tomó la dirección de la Escuela Nº14, tarea que desempeño hasta 1957. Continúo su labor docente en Ramos Mejía hasta su jubilación. En el año 1989, con motivo de los 50 años de su llegada a la escuela castillense, regresó para ser homenajeada por su trayectoria educativa en Rafael Castillo.

El maestro Vidal dejo su cargo de Director de la Escuela Nº14 y fue reemplazado por otro gran docente, el maestro Roberto Regalini, quien además se lo debe recordar por su espíritu fomentista y su incansable labor para conseguir el bienestar del pueblo ya sea desde su posición pedagógica o desde el cargo de Secretario de Sociedad de Fomento de Rafael Castillo donde impulsó la lucha para mejorar la comunidad donde vivía. Durante su extraordinaria dirección, hacia mediados de 1950, la escuela logra mudar nuevamente su edificio a su ubicación actual (Granville 2345).

El 2 de junio de 1955 se inaugura la segunda escuela del pueblo, su primera directora, Norma Emilse Sáez de Chinchurretta, recién recibida de Maestra Normal Nacional (tal era el título con el que salían de la Escuela Normal) en 1953 en Pehuajo se trasladó con su familia a Liniers y luego de algunas suplencias en Ituzaigó y Palomar, el Inspector de La Matanza Jorge Ocon, la cita en San Justo para que tome posesión del cargo de maestra en la recientemente creada Escuela Nº 55.

Su colega Roberto Regalini la trajo junto a otra maestra, la señorita Nélida Kreinberg a Rafael Castillo el 2 de junio de 1955. Fue así que, según sus palabras, “nos recibieron con tanto cariño que no pude irme nunca más”. Norma se jubiló en 1991 en su querida escuela que vio nacer.

Maestros del aula, maestros de vida para muchas generaciones de castillenses, son recordados merecidamente con mucho afecto y reconocimiento porque al darnos el saber nos dieron el alma.