Lxs trabajadorxs del Hospital Paroissien denuncian una intención de “militarizar” el lugar luego del confuso episodio de la granada el pasado viernes, que se produjo tras un paro de 48 horas por parte del personal.

En ese sentido, alertaron por la irrupción de policías sin identificación en la casa de varixs profesionales que se encontraban en ese momento en el Paroissien para hacerlxs declarar como testigos.

“Efectivos de civil y sin identificar se presentaron en la casa de una compañera y le dijeron que venían de la fiscalía de Virrey del Pino. Ella llamó a la dirección del hospital para corrobar que sea cierto y le dijeron que si, pero tenía mucho miedo”, afirmó Olga Rodríguez, una trabajadores del área de salud dental en diálogo con MD.

Tras estos sucesos, ahora las declaraciones se toman dentro del centro de salud y con los efectivos debidamente identificados. Los policías mostraron un identikit del presunto acusado de colocar la granada para poder reconocerlo.

Los sindicatos que tienen representación dentro del hospital son ATE y Cicop, quienes relacionan estos hechos a un amedrentamiento a las medidas de fuerza y a la intención de sumar más efectivos de seguridad dentro del lugar.

“Según el director, hoy hay policías de civil mezclados entre los pacientes. Nos quieren militarizar el hospital. Quieren poner más policías, gendarmes y más cámaras para vigilarnos”, puntualizó Rodríguez.

El Secretario General de la CTA de La Matanza, Héctor Sposato, afirmó que “hay rumores muy fundados de que el gobierno quiere cerrar el Paroissien”. Esto va en línea con las denuncias de ATE sobre el posible traslado del personal a los hospitales Néstor Kirchner y René Favaloro para cerrarlo.

“Tenemos una historia de lucha importante en el Paroissien, como en el Posadas. Quieren desactivar todo este movimiento de lucha y quieren desmembrarnos mandándonos a otros hospitales”, finalizó Olga Rodriguez.