Luego de muchas postergaciones, y cerca de finalizar un año que requirió de mucha asistencia económica por parte del Estado a causa de la pandemia de Coronavirus, finalmente hoy se tratará en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley de Aporte Solidario de las grandes fortunas.

La iniciativa, creada por Máximo Kirchner e impulsada por Carlos Heller, ambos del Frente de Todos, busca que las personas físicas que posean más de 200 millones de pesos en su declaración jurada de 2019, paguen un porcentaje por única vez para que el Estado recaude dinero que se pueda redistribuir entre sectores más necesitados.

Desde el bloque de Juntos por el Cambio ya adelantaron que rechazarán el proyecto, aún antes de ser debatido y sin proponer mejoras. Según datos de la AFIP, en caso de aprobarse la Ley, las personas que pagarían el aporte serían menos de diez mil, ya que no incluye las fortunas a nombre de empresas, sino sólo patrimonios personales declarados.

Paradójicamente, el Frente de Izquierda también adelantó que no acompañará la iniciativa y que se abstendrá de votar junto al peronismo. El Diputado Nicolás del Caño afirmó que no votarán porque “es falso que esto va a ir a las necesidades populares, porque la mitad se va a ir a subsidios para empresarios o para financiar el fracking”. También explicó que tienen un proyecto propio sobre el mismo tema y es el único que apoyarían.

Así las cosas, el Frente de Todos cuenta con 117 diputados propios y debería conseguir el voto de 129 legisladores para lograr la media sanción, por lo que deberá convencer a 12 diputados de las coaliciones restantes. Desde el oficialismo son optimistas en lograrlo “porque así lo manifestaron en el debate de la comisión”, dijo Heller.