A pesar del crecimiento de contagios de Coronavirus en las últimas semanas y las nuevas restricciones al uso del transporte público, el Municipio de La Matanza autorizó a Acindar para que aumente el personal que trabaja en la sucursal de Tablada. Se acordó tras una reunión entre Fernando Espinoza y el CEO de la empresa, que se comprometió a cumplir con los protocolos sanitarios exigidos.

Al respecto, el Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica sección La Matanza, Hugo Melo, detalló a Matanza Digital que “se incrementaron 80 compañeros más” y que la planta “está trabajando al 47%, que es lo que pide el municipio”. Además, aclaró que los trabajadores estarán “cumpliendo los protocolos y no utilizarán el transporte púbico, como dijo el Intendente”.

En abril, Acindar había sido foco de conflicto debido a que decidió despedir empleados, a pesar de que el decreto presidencial lo impedía, y suspendió a otros de sus trabajadores pagándoles el 75% del sueldo. Melo, que es parte del cuerpo de delegados en la metalúrgica, había expresado su rechazo en aquel entonces y volvió a hacerlo esta vez.

“No estamos de acuerdo pero no podemos obviar el acuerdo nacional”, reflexionó en referencia a que la conducción nacional de la UOM aceptó ese plan de reducción de salarios. Sin embargo, destacó que consiguieron que los empleados suspendidos “en lugar de 75% estén recibiendo 82% del sueldo” y que “fue todo de común acuerdo entre el personal y los delegados”.

Desde el Ejecutivo local explicaron que Acindar deberá generar registros diarios que detallen la modalidad de transporte del personal, además de controlarles la temperatura y hacer entrega de elementos de protección personal. También se le exigirá que capacite a los empleados sobre medidas de distanciamiento e higiene y que haya registros de limpieza, que podrán ser requeridos y auditados por el propio Municipio.

Por su parte, Espinoza señaló que “este acuerdo demuestra que no hemos suspendido el presente, sino que estamos cuidando la vida de las argentinas y los argentinos para el futuro que ya estamos construyendo” y calificó a la pandemia como “la peor crisis que ha sufrido la humanidad entera desde mediados del siglo pasado”.