Foto: Télam

El viernes pasado ingresó al Congreso de la Nación el proyecto de Ley para cobrar, por única vez, un impuesto a las personas físicas que posean grandes fortunas de dinero acumuladas. Se tratará en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados en el transcurso de esta semana.

¿A qué se consideran grandes fortunas? A personas, no empresas, que hasta el 31 de diciembre de 2019 hayan declarado tener 200 millones de pesos o más. Según calculan los legisladores, el impuesto lo pagarían sólo 12.000 personas de las 44.000.000 que viven en el país y el objetivo es redistribuir esos ingresos por la emergencia causada por la pandemia de Coronavirus.

En caso de que se convierta en Ley el proyecto impulsado por Máximo Kirchner y Carlos Heller (Frente de Todos), la escala del tributo se distribuirá de la siguiente manera:

  • Quienes hayan declarado tener entre 200 y 300 millones de pesos, pagarán el 2%. Es decir, si alguien declaró tener $200.000.000, pagará $4.000.000 por única vez.
  • Quienes hayan declarado tener entre 300 y 400 millones, pagarán el 2,25%.
  • Entre 400 y 600 millones de pesos, pagarán el 2,5%.
  • Entre 600 y 800 millones de pesos, pagarán el 2,75%.
  • Entre 800 y 1.500 millones de pesos, pagarán el 3%.
  • Entre 1.500 y 3.000 millones de pesos, pagarán el 3,25%
  • Más de 3.000 millones de pesos, pagarán el 3,5%.

En qué se utilizará el dinero

En el hipotético caso de que el proyecto se convierta en Ley, lo que podría suceder dentro de un mes aproximadamente, según el diputado Carlos Heller, el destino de los ingresos extraordinarios están planeados de la siguiente manera:

– Un 20% a la compra y elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todos los insumos para la prevención y asistencia sanitaria.

– Un 20% a subsidios para PyMEs, que se vieron severamente afectadas por la pandemia.

– Un 20% se destinará al programa de becas Progresar, para que muchos jóvenes puedan continuar sus estudios.

– Un 15% para mejorar las condiciones habitacionales de los barrios populares identificados en el registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap).

– El 25% restante se dirigirá a YPF para desarrollar programas de exploración y producción de gas natural.

Cabe recordar, según informa ‘Infobae Económico’ que en países del mundo como Holanda, Liechtenstein, Noruega o Suiza, tienen impuestos similares como a la fortuna inmobiliaria, que en Argentina no existe. Otros países, como Italia, no tienen gravamen a la acumulación de dinero pero sí a la posesión de activos financieros.