El espacio de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza fue incendiado este domingo por la noche. El ataque hizo que el lugar, ubicado entre las calles Esnaola y Cabrera, en San Justo, sufriera grandes daños y que se perdieran mesas, sillas, libros y otros elementos que eran utilizados por el organismo de derechos humanos en su actividad diaria.

Desde la organización vincularon la agresión con una serie de situaciones de violencia que vivieron en el último tiempo. “Esto es el colorario de una cantidad de denuncias que hicimos en los últimos tiempos y que nunca tuvimos una devolución, siempre quedaron archivándose por falta de pruebas”, aseveró a MD el presidente del organismo, Pablo Pimentel.

Ver más: Amenazaron de muerte al titular de la APDH La Matanza

Según puntualizó el referente, en el último tiempo la APDH sufrió diversos hechos de “vandalismos, ataques políticos, persecuciones y amenazas”, situaciones que fueron denunciadas en su respectivo momento. “Esto no hubiera llegado a este límite si las veces que denunciamos nos hubieran escuchado, por eso también hay una responsabilidad por parte del Estado de no acompañar a organizaciones que venimos haciendo actividades en el territorio”, cuestionó Pimentel.

Ver más: La APDH La Matanza volvió a denunciar que recibió amenazas

En el espacio funcionaban casillas donde cada lunes la APDH asesora y brinda acompañamiento jurídico a personas cuyos derechos fueron vulnerados. Además, desde hace meses que cada miércoles reciben a jóvenes en situación de exclusión del ex Centro de día La Paloma, que realizan actividades en el lugar. Todas actividades que se vieron abruptamente interrumpidas debido al ataque del domingo.

Desde el espacio realizaron la denuncia en la comisaría 1ra de San Justo y la causa judicial sigue sus pasos en la UFI n° 9. “No sabemos si fue impulsado por alguien. Puede venir de muchos lugares por la cantidad de causas que estamos acompañando, pero tampoco podemos aventurar. Para eso está la justicia, para que investigue”, sostuvo Pimentel.