La Federación Argentina de Municipios (FAM), presidida por la intendenta Verónica Magario, expresó su “preocupación y repudio a una nueva provocación militar del Reino Unido de Gran Bretaña” y exigió una explicación a la Cancillería argentina, que presentó un comunicado (ver abajo). Según explicaron, aeronaves militares de la Real Fuerza Aérea Británica que se dirigen hacia y desde las Islas Malvinas, estarían siendo abastecidas y asistidas en territorio brasileño.

Los movimientos se dieron a conocer a partir de la denuncia realizada por el Diputado Nacional, Guillermo Carmona, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y Alicia Castro, ex Embajadora ante el Reino Unido e Irlanda del Norte y Miembro del Observatorio Malvinas: entre noviembre y diciembre del año pasado hubo al menos cuatro vuelos entre Brasil y las islas.

“De constatarse estas maniobras se estaría en presencia de un acto de flagrante mala fe por parte del Reino Unido quien, en medio de las  negociaciones bilaterales fijadas en el Comunicado Conjunto del 13 de setiembre de 2016, estaría incrementando encubiertamente su capacidad armamentística en las Islas Malvinas”, denunciaron desde la FAM, remarcando que Brasil “tiene un compromiso político respecto de no brindar asistencia logística a naves británicas” que maniobran en Malvinas y que el país vecino “viola los acuerdos firmados por los bloques regionales del Mercosur y la UNASUR”.

A través de la FAM, Argentina consiguió el respaldo a la causa Malvinas de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales (FLACMA), de la Organización Regional de Ciudades y Gobiernos Locales (CGLU), de la Comunidad Sudamericana de Asociaciones de Municipios (COSUDAM) y de las diversas federaciones nacionales de municipios de Colombia, México, Perú, Ecuador, Brasil y Puerto Rico.

Cancillería expresó su “preocupación”

Según un comunicado emitido ayer por la Cancillería, la embajada argentina en Brasilia recibió instrucciones de transmitir “preocupación” al gobierno del vecino país por vuelos militares operados por la Real Fuerza Aérea británica entre aeropuertos brasileños y la base aérea de Monte Agradable, en las Islas Malvinas.

El comunicado de Cancillería argentina:

“La Dirección Nacional de Control de Tránsito Aéreo informó a la Dirección de Malvinas que durante 2016 fueron realizados al menos 6 vuelos militares operados por la Real Fuerza Aérea entre aeropuertos brasileños y Monte Agradable.

Cancillería instruyó a la Embajada Argentina en Brasil la realización de gestiones ante la Cancillería local a fin de transmitir preocupación por dicha situación. Además se recordó el compromiso brasileño de no receptar en sus aeropuertos y puertos aeronaves o buques británicos de guerra apostados en los archipiélagos bajo disputa en concordancia con la posición adoptada por MERCOSUR y UNASUR.

La Cancillería brasileña reafirmó el apoyo a nuestro país en la Cuestión Malvinas e indicó que no tenía conocimiento de estos vuelos, comprometiéndose a desarrollar las consultas pertinentes al Ministerio de Defensa local.

Por otro lado, se efectuaron gestiones con la Embajada del Brasil en Buenos Aires, cuya respuesta fue similar a la de las autoridades en Brasilia, señalando que debería tratarse de cuestiones humanitarias o de emergencias provocadas por desperfectos técnicos.

Según consta en los registros de la Dirección de Malvinas, durante 2015 hubo 12 vuelos similares detectados por la Fuerza Aérea Argentina desde Brasil. El entonces Embajador Daniel Filmus realizó gestiones similares con el Embajador de Brasil en Argentina y también se hicieron gestiones desde nuestra Embajada en Brasilia. Las respuestas en ambos casos fueron similares a las obtenidas en enero de 2017″.