Tras el acuerdo del presidente Mauricio Macri con Fox y Turner para televisar el fútbol argentino, el Gobierno, a través del Ministerio de Modernización, modificó lo considerado “de interés relevante”.

Previo a esta modificación, la última lista de eventos de interés relevante se conoció durante los últimos días del mandato de Cristina Fernández de Kirchner. En ellas se incluían amistosos y partidos oficiales de la Selección Nacional, partidos de Primera, B Nacional y el Torneo Federal más la final y semifinal de Copa Libertadores y Copa Sudamericana (siempre que actuara un equipo argentino).

A eso hay que agregarle el resto de los deportes: como el automovilismo, el básquet, el rugby (todos en todas sus categorías), más los Juegos Olímpicos y los paralímpicos. Que, a partir de ahora dejó de ser así.

Lo mismo pasa con otros deportes como gimnasia, natación o cualquier deporte en aguas abiertas como kayak o remo.