El presidente del Consejo Escolar de La Matanza, Alejandro Schvartzman, salió a respaldar la política municipal llevada a cabo en el último año en materia educativa. “Invertimos el doble de lo que recibe el municipio por el Fondo Educativo y cuatro veces más de lo que se tenía que invertir según la ley”, aseguró en diálogo con MD el funcionario.

La Matanza cuenta con 762 servicios educativos que operan en 562 edificios, ya que varias escuelas comparten instalaciones. En 2018, recibió alrededor de $550 millones por Fondo Educativo por parte de la Provincia, que por requerimiento del presupuesto -aprobado en la legislatura bonaerense- debe gastarse el 50% en obras de infraestructura en escuelas.

Según Schvartzman, de ese un total se gastaron más de $300 millones en “un plan de obras de 42 escuelas” que aseguró que “se cumplió”. Pero los acontecimientos coyunturales empujaron al municipio a desembolsar recursos propios para atender los serios problemas edilicios que tienen las escuelas del Partido.

En agosto, una garrafa explotó en la escuela n° 49 de Moreno, provocando la muerte de los docentes Sandra Calamano y Rubén Rodriguez. A partir de ese momento, los docentes de toda la provincia se pusieron en estado de alerta y frenaron las clases en cientos de escuela hasta que se solucionaran los problemas de infraestructura que tenían. En La Matanza, el número de escuelas cerradas alcanzó el número de 100, durando la protesta alrededor de 3 meses.

“Hubo una tragedia y una situación de emergencia, por eso con fondos de emergencia municipales el municipio se hizo cargo de hacer 199 obras, con casi $600 millones de pesos de inversión”, explicó Schvartzman. De esta forma, la inversión en infraestructura alcanzó los $900 millones para la última parte del último año. “Es el único distrito que empezó a hacer esto”, destacó el dirigente.

Además, hubo un pedido a la Provincia para que atienda la situación de algunas instituciones que no quedaron contempladas en el plan de obra municipal. “Le solicité a provincia 26 que estaban en emergencia pero que no habían sido contempladas, y ahí hay obras de provincia por 65 millones de pesos”, explicó el funcionario.

Muchas de las obras mencionadas siguen llevándose a cabo actualmente en las escuelas. Sin embargo, no todo es color de rosa en el distrito y a pocos días del inicio de clases ya hubo varias escuelas que abrieron sus puertas con serios inconvenientes.

Tal es el caso de la Escuela Técnica n° 1 de Isidro Casanova, que inició el año sin equipos de luz y de gas instalados, y de la Escuela Primaria n° 164 de Ciudad Evita, que sufrió una combustión por una falla en una cocina a gas y tiene filtraciones porque su techo está en reparación. Ambas forman parte de la lista de escuelas del plan de obras de emergencia municipal.

En ese sentido, Schvartzman admitió que está habiendo un “retraso en 19 escuelas” en refacción, justificando que “hay obras monstruosas, tienen sus tiempos. No es de un día para el otro que se hace esto”. Además, criticó a la Provincia por la falta de controles de los avances: “La Plata nos designa solamente 7 inspectores de obras. Te imaginaras que es muy difícil en 760 servicios hacer una supervisión bastante detallada”.