Tras jurar en el cargo, el flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró el “día histórico y de esperanza” en que comienza su Gobierno, aseguró que “Estados Unidos fue puesto a prueba y demostró su resiliencia”, en clara referencia a los cuatro años de su antecesor, Donald Trump, y la reciente violencia política que azotó a la capital.

“La democracia es preciosa y es frágil y, hoy amigos, la democracia prevaleció”, sentenció el mandatario y desató un aplauso generalizado de los que lo escuchaban en la ceremonia de investidura en el Capitolio.

Por otra parte, desde Argentina, el presidente Alberto Fernández felicitó a Joe Biden por su investidura como presidente del país nórdico y afirmó que está seguro de que en esta nueva etapa el vínculo entre ambas naciones “se fortalecerá”.

En su cuenta de Twitter, Fernández le deseo “mucha suerte” al flamante mandatario y a su vicepresidenta, Kamala Harris.

En su primero gran acto de Gobierno, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, desmanteló hoy parte del legado político de su antecesor republicano Donald Trump, al firmar decretos para reincorporar a su país al Acuerdo de París sobre cambio climático y frenar su retirada de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En otro golpe a las políticas de Trump en sus primeras horas en la Casa Blanca, pero en el plano interno y en materia inmigratoria, el nuevo mandatario demócrata firmó otro decreto que suspende la construcción del muro en la frontera con México y revocó una veda al arribo de ciudadanos de Irán, Siria y otros cinco países de mayoría musulmana.

Luego de que el coronavirus matara a más de 400.000 personas entre más de 24,5 millones de infectados en Estados Unidos, Biden cumplió también con una más de sus promesas de campaña y decretó asimismo que sea obligatorio el uso de mascarillas en los edificios federales y para los empleados del Gobierno central.

Para paliar los efectos de la crisis económica inducida por la pandemia, que hundió al país en la recesión, Biden anunció además una extensión de moratoria federal contra los desalojos hasta el 31 de marzo y un congelamiento de los préstamos estudiantiles federales hasta el 30 de septiembre.