El Partido Obrero cerrará sus actividades esta noche con una cena de fin de año organizada en el local central del partido ubicado en Perú 1911, en San Justo.

La cita tendrá partir a partir de las 21 y será encabezada por el veterano dirigente de la izquierda, Jorge Altamira, quién horas previas recorrerá la fábrica de Interpack, tomada desde hace semanas por sus trabajadores en reclamo de 11 despidos.

En diálogo con Matanza Digital, Altamira realizó un diagnostico de la crisis económica que atraviesa el gobierno y trazó un panorama lapidario respecto del futuro electoral de Mauricio Macri.

“Este gobierno está en ruinas. Macri es un candidato en derrumbe y las perspectivas económicas de este año son malas. A lo mejor las elecciones 2019 terminan siendo una competencia entre dos fracciones del peronismo”, aseguró el dirigente.

En ese sentido, consideró que las últimas encuestas que dan a Mauricio Macri con un apoyo del electorado que ronda el 30% forman parte de “una operación de prensa que lo quiere poner a Macri como una alternativa política competitiva en el país”. “Macri ya arruino su alternativa con su fracaso descomunal”, agregó.

El dirigente también se refirió al papel de Cristina Fernández de Kirchner como referente opositoria. Para Altamira, el kirchnerismo “se presenta como una alternativa que consiste en salvar el sistema que el macrismo está hundiendo, como consecuencia de sus deudas, el riesgo país y demás”.

“Si ellos vienen a rescatar el sistema, esto es perjudicial para los trabajadores. Porque es el sistema el que sumerge a los trabajadores en la pobreza”, criticó el dirigente, argumentando que el país experimenta una “crisis de régimen político completa”.

Y cerró: “nuestra alternativa política de izquierda va dirigida a un sistema. Por eso reclamamos la convocatoria a una asamblea constituyente que cambie la estructura social y política de Argentina”.