“Las escuelas están muy abandonadas por la provincia de Buenos Aires. Tienen los techos caídos, las paredes cascoteadas, la pintura salteada” enumeró la subsecretaria de Derechos Humanos de La Matanza Amira Curi, y subrayó que “pintar las escuelas y que sean establecimientos alegres es un derecho”.

Las jornadas se organizaron a través del trabajo conjunto del área que encabeza Curi y de la secretaría de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas que aportaron los materiales necesarios como pintura, rodillos, extensores y lijas.

El calendario de jornadas contempla 18 escuelas del partido en las que se realizarán arreglos. Desde las carteras aseguraron que la política continuará “hasta fin de año”. “Ciencia y Tecnología nos provee la pintura y nosotros le ponemos el recurso humano y venir a pintar, que es lo que mas falta está haciendo”, comentó Curi.

La actividad solidaria contó con la participación de padres, docentes y militantes de agrupaciones políticas que se acercaron a pintar la escuela, a arreglar puertas y ventanas y a cortar el pasto, entre otras tareas.